fbpx

Viajar a Sudáfrica: Guía práctica 2023

jueves, diciembre 15, 2022 0 0

Si estás pensando en viajar a Sudáfrica deja de hacerlo y empieza a organizarlo. El país más austral de África es un destinazo en mayúsculas, perfecto para una primera incursión en el continente, amigable, hospitalario y, lo mejor de todo, con un reparto fascinante y muy variado de paisajes y atractivos capaz de satisfacer a cualquier amante de la naturaleza.

Viajar a Sudáfrica para ver un león de cerca como el de la foto tomada en el Parque Nacional de Kruger

Viajar a Sudáfrica es, sin duda, una gran decisión y hacerlo por libre todo un acierto si lo que te gusta es disfrutar sin las prisas de un tour organizado y con libertad total.

Viajar a Sudáfrica: Itinerario de 4 semanas

El país más austral de África es inmenso y tiene mucho que ver: parques nacionales donde avistar fauna salvaje, playas desde las que ver ballenas, ciudades repletas de historias y contrastes, una de las siete maravillas naturales del mundo como es Table Mountain, humedales, montañas, viñedos… ¿Sigo?

Ante tantos atractivos, si vas a viajar a Sudáfrica, decidir qué ruta vas a hacer, qué lugares visitar en Sudáfrica y cuáles dejarás fuera te va a llevar un tiempo.

Por si te sirve, aquí te dejo la ruta que yo hice durante mi viaje a Sudáfrica por libre de 4 semanas entrando por Johannesburgo y saliendo por Ciudad del Cabo con un vuelo interno entre Durban y Port Elizabeth para ahorrar kilómetros y dos alquileres de coche.

Has de tener en cuenta que este ha sido un viaje por Sudáfrica con niños pequeños de 5, 3 y 1 año por lo que el ritmo era más lento. Si no llevas peques, obviamente podrás hacerlo en menos tiempo.

  • Johannesburgo- Dullstroom – 1 noche
  • Ruta Panorama – Hoedspruit – 2 noches
  • Kruger National Park – 3 noches
  • Hlane National Park (Esuatini) – 1 noche
  • Pongola -1 noche
  • Santa Lucía – Isimangaliso Wetland Park -3 noches
  • (vuelo interno de Durban a Port Elizabeth)
  • Addo National Park- 2 noches
  • Tsitsikamma National Park – 2 noches
  • Mossel bay – 1 noche
  • Swellendam – 1 noche
  • De Hoop Nature Reserve – 2 noches
  • Hermanus – 2 noches
  • Ciudad del Cabo – 5 noches

Aquí te dejo el mapa de Sudáfrica con mi ruta incluyendo los puntos que visité, así como los alojamientos. Más adelante, escribiré un post detallado con todos los lugares que visitar en Sudáfrica, así como con distintas propuestas de rutas.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Sudáfrica?

Para empezar, parte de la base de que puedes viajar a Sudáfrica en cualquier época del año. Eso sí, dependiendo de lo que busques, serán más recomendables unos meses que otros. Además, por si no habías caído, ten en cuenta que las estaciones van ‘al revés’ que en España.

  • Primavera: De septiembre a noviembre.
  • Verano: De diciembre a febrero.
  • Otoño: De marzo a mayo.
  • Invierno: De junio a agosto.

Si en tus motivaciones para viajar a Sudáfrica está el avistamiento de ballenas, la temporada va de junio a diciembre cuando se acercan a la costa para aparearse y tener a sus crías.

Puedes ir de safari en cualquier momento porque los animales salvajes no se va ningún sitio. Si bien es cierto que en invierno, durante la época seca, es más sencillo divisarlos porque se congregan en las charcas a beber y hay menos follaje verde donde esconderse. No obstante, en verano puedes coincidir con la época de nacimientos y ver muchas crías, además de que llegan miles de aves.

Viajar a Sudafrica: playa de Camps Bay con los doce apóstoles al fondo

En mi caso, viajé durante la primavera de Sudáfrica, concretamente del 12 de octubre al 9 de noviembre y, aunque no puedo comparar, me pareció una buena época. Aún estás a tiempo de ver ballenas en lugares como Hermanus, De Hoop o Santa Lucía, todavía no estás de lleno en época de lluvias, hace buena temperatura y cuentas con unas 12 horas de sol.

Si tuviera que recomendar una época para viajar a Sudáfrica serían por ejemplo los meses de septiembre y octubre. Pero siempre puede ser un buen momento para conocer este destinazo.

Diferencia horaria con Sudáfrica

Lo bueno de este destino es que te olvidas del jet lag porque no hay diferencia horaria con España.

El único momento del año en el que sí es una hora más en Sudáfrica es durante nuestro invierno cuando en España cambiamos la hora a finales de octubre.

¿Qué se necesita para entrar a Sudáfrica?

Documentación para viajar a Sudáfrica

A día de hoy, diciembre de 2022, no es necesario visado si vas desde España, a no ser que tu estancia supere los 90 días.

Así pues, para viajar a Sudáfrica solo te pedirán el pasaporte. Pero eso sí, revisa bien la fecha de caducidad que debe ser, al menos, 30 días posterior al día que vayas a salir del país.

En cuanto al COVID-19, desde junio de 2022 se han eliminado todas las restricciones al respecto. No necesitas ningún tipo de certificado de COVID, ni test, ni PCR para entrar al país, ni siquiera es ya obligatorio estar vacunado. Tampoco te exigirán usar mascarilla durante tu estancia.

Aún así, no dejes de verificar en páginas oficiales como la de la Embajada de Sudáfrica, la del Gobierno de Sudáfrica las condiciones antes de volar para asegurarte que nada ha cambiado. También puedes consultar la web de nuestro Ministerio de Exteriores, pero ojo que no toda la información que aparece ahí está 100% actualizado como te explico ahora.

Si vas a alquilar coche en Sudáfrica, recuerda pedir cita en Tráfico para solicitar el carnet de conducir internacional.

Requisitos para viajar a Sudáfrica con niños

Niña viendo una jirafa desde el coche en un safari por Kruger , el parque imprescindible si vas a viajar a Sudáfrica

Si vas a viajar a Sudáfrica con niños, no necesitas ningún tipo de documento especial más allá de sus pasaportes siempre y cuando los menores vayan acompañados por al menos uno de sus progenitores. En noviembre de 2019, se derogó la exigencia anterior de llevar el certificado literal de nacimiento, o en su defecto el libro de familia, traducido. Este dato sigue sin actualizarse en la web del ministerio de Exteriores de España. Aquí tienes el comunicado oficial que anuncia que para entrar a Sudáfrica los menores extranjeros solo necesitan el pasaporte en vigor.

¿Qué vacunas hay que ponerse para viajar a Sudáfrica?

En la actualidad, no se exige ninguna vacuna para entrar a Sudáfrica.

La única excepción es que hayas estado antes en algún país donde haya fiebre amarilla, en cuyo caso sí has de presentar el certificado de vacunación correspondiente.

No obstante, te recomiendo siempre acudir a un médico y aún mejor a una Unidad del Viajero para contar con las recomendaciones de los médicos especialistas.

En Madrid, yo siempre voy a la Unidad de Medicina Tropical y del Viajero del hospital Carlos III. Pide cita mínimo un mes antes del viaje en los teléfonos 914 532 672 y 914 532 780. Aquí solo atienden a mayores de edad.

Si vas a viajar a Sudáfrica con niños o adolescentes, puedes pedir cita en la Unidad del Niño Viajero. En Madrid, por ejemplo, está en el Hospital de la Paz, en la planta baja del hospital infantil Puedes pedir cita en los teléfonos  91 727 72 01 y 91 727 16 44. El equipo de pediatría y enfermería son super atentos, le harán una pequeña historia al peque y te darán todas las recomendaciones necesarias para viajar tranquilos.

En mi caso, a mis hijos de 5, 3 y 1 año les pusieron la vacuna de la hepatitis A como precaución y nos recetaron la profilaxis pediátrica para la malaria, ya que íbamos unos días a zona de riesgo.

En ambas unidades, te informarán de las precauciones que has de tomar a nivel sanitario e higiénico, te pondrán las vacunas pertinentes y cuentan con toda la info actualizada sobre las zonas de malaria.

Dinero y Moneda de Sudáfrica

La moneda oficial es el rand sudafricano cuyo código es ZAR. El cambio como es normal fluctúa, pero para que te hagas una idea 10 rands serían unos 0.55 € y, por lo tanto, 100 rands equivaldrían a unos 5,50€. Como curiosidad, los billetes llevan la cara de Nelson Mandela y los Big Five impresos.

El uso de las tarjetas de crédito y débito para pagar está más que extendido por el país. Durante mi viaje, usé la tarjeta Revolut en casi todas partes sin problema, tanto para pagar, como en una ocasión para sacar dinero del cajero sin que te cobren comisión.

Aun así, es recomendable llevar siempre efectivo. Uno de los motivos es que, a veces, debido a los cortes de luz casi diarios que hay en Sudáfrica, no puedas pagar con tarjeta. Sin electricidad no hay internet y sin conexión no funciona la TPV para que te cobren con tarjeta. Esto nos ocurrió, por ejemplo, dentro del parque nacional de Kruger y en alguna que otra gasolinera.

En los restaurantes, está extendido dejar una propina de al menos el 10% de la cuenta. Tanto es así que cuando te traigan la cuenta en muchas ocasiones verás que abajo viene un espacio específico para que escriba la propina que dehas y así te lo cobren todo junto.

También es habitual dejar propina en las gasolineras donde siempre te limpiarán el cristal y los espejos. Con dejar mínimo 10 rands, que son unos unos 55 céntimos, es suficiente. Si dejas 20 te lo agradecerán todavía más y tú te llevas los cristales impolutos.

En algunos aparcamientos también se suele dejar unos 10 o 20 rands de propina a la persona que vigila por seguridad.

Cómo llegar a Sudáfrica

El país cuenta con tres aeropuertos internacionales: O.R. Tambo en Johannesburgo, Cape Town en Ciudad del Cabo y King Shaka en Durban. Si vas a volar desde España, lo más habitual y rápido será hacerlo a alguno de los dos primeros en función de tu ciudad de salida a de los precios de los billetes.

Ten en cuenta que ahora no hay vuelos directos a Sudáfrica desde España por lo que has de hacer al menos una escala. No obstante, presta atención porque en cualquier momento pueden volver a instaurar la ruta directa que sí había hace tiempo, por ejemplo de Madrid a Ciudad del Cabo con Iberia.

En mi caso, volé de Madrid a Johannesburgo con escala en Londres con la compañía British Airways. Y volví por Ciudad del Cabo también vía Londres. El precio del billete ida y vuelta a Sudáfrica desde Madrid fue de 580€ por persona con la facturación de una maleta hasta 23 kilos incluida.

Puedes encontrar vuelos más baratos si los compras con mucha antelación, yo lo hice solo tres meses antes. También puedes ahorrar si no te importa hacer más de una escala y si tienes flexibilidad tanto con las fechas como con los horarios no sean los mejores. En mi caso, pagué un poco más para que el vuelo largo de 10 horas fuera en horario nocturno, el más adecuado al viajar con niños muy pequeños.

Si vas a volar con niños.... 

Los niños a partir de 2 años pagan lo mismo que un adulto. 

Los bebés hasta 2 años pagan solo tasas, pero esto varía en función de la aerolínea y también de las distancias. En concreto, en este vuelo pagué 180 € ida y vuelta por el billete de bebé.
 
Ten en cuenta que al no pagar billete completo, los bebés no tienen derecho a asiento, es decir, debes llevarlo en el regazo. Puedes solicitar con antelación una cuna para el trayecto de 10 horas, pero has de reservar uno de los asientos que tienen pared delante, ya que son los únicos donde pueden colocarse. 

Has de saber que al pagar solo tasas el bebé tampoco tiene incluida la comida. No olvides llevar comida suficiente para tu bebé y algo para el desayuno si el vuelo es de noche. Según la compañía y la amabilidad de las azafatas, puede que te den un menú sobrante o no, que te consigan un poco de leche o incluso un potito, o que no te den absolutamente nada de nada para el peque.

Cómo moverte por Sudáfrica

Viajar a Sudáfrica implica asumir las grandes distancias de este país. De todos modos, tanto si eliges visitar solo una parte, como si apuestas por recorrerlo de punta a punta, lo más recomendable para moverte por Sudáfrica es alquilar un coche.

Si solo vas a estar en Ciudad del Cabo y alrededores, no te hace falta alquilar coche si no quieres. Dentro del centro, puedes moverte con transporte público. Lo más sencillo es coger los buses de MyCiti que funcionan con una tarjeta que compras al lado de las paradas y que recargas con dinero (puedes usarla luego para pagar en las tiendas sin comisión porque funciona como tarjeta de débito).

Con los buses de MyCiti puedes ir a todos los lugares turísticos de la ciudad como Table Mountain, Bo-Kaap o V&A Waterfront. Este sistema de transporte te sirve incluso para viajar más allá del centro, por ejemplo puedes ir a la playa de Camps Bay para ver los doce apóstoles o llegar hasta Hout Bay para ver leones marinos.

En Ciudad del Cabo está muy extendido el uso de UBER para moverte.

Alquilar coche

Conducir tu propio vehículo te permite viajar con total libertad, con más comodidad y con tus horarios. Otra ventaja es que puedes ir de safari por libre en tu propio coche en parques nacionales como Kruger o Addo. Recuerda que te hace falta el carnet de conducir internacional.

Eso sí, ten en cuenta en Sudáfrica se conduce por la izquierda. Al principio, cuesta un poco adaptarse, pero pronto te vas familiarizando. Más adelante, escribiré un artículo dedicado en exclusiva a conducir por Sudáfrica con consejos prácticos.

Respecto al coche de alquiler para Sudáfrica puedes moverte con cualquier tipo de vehículo ya que el estado de las carreteras es muy bueno, en general. Es cierto que hay algunas que pueden tener agujeros, allí los llamas potholes, en el asfalto, pero si vas con atención los esquivas sin problema.

No es imprescindible un 4×4 para moverte por Sudáfrica, ni siquiera para ir de safari dentro de los parques nacionales como Kruger o Addo que tienen una carretera principal de asfalto y pistas de tierra en buen estado.

Pista de tierra en el Parque Nacional de Kruger, un lugar imprescindible si vas a viajar a Sudáfrica

Si bien es cierto que si vas en época de lluvias y vas a hacer safaris con tu coche, en ese caso sí te recomiendo alquilar un 4×4 para poder transitar sin problema por cualquier lugar. Los charcos y el barro harán que con un coche normal no puedas acceder a algunas pistas.

De cara a los safaris, también te recomiendo elegir un vehículo lo más alto posible que te da mayor visibilidad para avistar animales.

En mi caso, alquilé coche dos veces, una de Johanesburgo a Durban y otra de Port Elizabeth a Ciudad del Cabo. En ambas ocasiones, elegí un Toyota Rumion de siete plazas porque al ir con tres niños muy pequeños necesitábamos un coche ancho para meter las sillas infantiles y con suficiente maletero.

Tras mucho buscar, el mejor precio lo encontré en AutoEurope para coche con Europcar. En total, 26 días de alquiler por 908€, lo que da una media de 35€ al día que incluye el suplemento de recoger y entregar el vehículo en ciudades diferentes.

En tren por Sudáfrica

El medio de transporte más famoso para viajar por Sudáfrica es el tren. Si eres de los que les gusta disfrutar del paisaje sin llevar las manos en el volante y eres un nostálgico de este modo de moverse, este país ofrece opciones que van desde el mero y sencillo traslado al privilegio de recorrer gran parte del país durmiendo en el tren más lujoso de África, el Rovos Rail.

Rovos Rail ofrece incluso itinerarios con safaris, paradas en campos de golf y hasta la posibilidad de llevarte a Namibia o a las Cataratas Victoria. Obviamente, esto es solo apto para viajeros muy pudientes. Igualmente ocurre con The Blue Train, otra opción de lujo y además con mucha historia con sus vagones de madera y su locomotora de vapor.

Pero calma que hay una tercera opción con la que no tienes que empeñar ningún riñón. La comañía más accesible para viajar por Sudáfrica en tren es The Shosholoza Meyl. Sus líneas unen gran parte de las ciudades de todo el país con tres clases diferentes, económica, turística y premier, para ajustarse a todos los bolsillos.

Vuelos internos

Dependiendo del itinerario por Sudáfrica que vayas a hacer y de los días con los que cuentes, quizás te compense coger un vuelo interno para ahorrar tiempo. En mi caso, opté por un vuelo interno entre Durban y Port Elizabeht para evitarme casi 1.000 kilómetros y 12 horas de coche.

Hay varias compañías como Fly Safair, AirLink o Lift que conectan las principales ciudades. Te recomiendo buscar en Skyscanner para encontrar tu vuelo, comparar tarifas y horarios.

¿Es seguro viajar a Sudáfrica?

Cuando te planteas viajar a Sudáfrica, seguramente la principal barrera que te haga dudar de apostar o no por este destino es la inseguridad que destila. No se puede obviar el hecho de que varias zonas del país están en las listas de los lugares con la tasa más alta de delitos del mundo. Entonces, ¿es seguro viajar a Sudáfrica?

Tras mi experiencia de 4 semanas recorriendo parte del país por libre, en coche de alquiler y con tres niños muy pequeños, mi respuesta es sí. Sí, es seguro viajar a Sudáfrica siempre y cuando metas el sentido común en la mochila, te muevas por zonas turísticas y evites salir y conducir de noche. Si lo piensas, estas recomendaciones se aplican a un montón de destinos donde no dejarías de viajar por miedo a la inseguridad.

Viajar a Sudáfrica
Puentes colgantes en el parque nacional de Tsitiskamma, en la Ruta Jardín de Sudáfrica.

Yo no tuve ningún tipo de problema y tan solo me sentí algo incómoda en algunas zonas concretas del centro de Ciudad del Cabo. Por supuesto, lo recomendable es ir siempre con mucha precaución, no llevar nada de valor a la vista, guardar el móvil y la cámara de fotos mientras no lo uses.

En cuanto al coche de alquiler, déjalo completamente vacío o al menos sin nada a la vista cuando aparques, si paras hazlo con el pestillo echado y ventanilla cerrada.

Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Durban y Pretoria son las ciudades donde toca extremar aún más todas las precauciones, ya que es donde suelen ocurrir los actos delictivos. Te recomiendo echas un vistazo antes de ir, a la web oficial de Ministerio de Exterior, sin dejar de leer el apartado de Seguridad donde te especifica con más detalle cómo es la situación actual.

Seguro para viajar a Sudáfrica

Si a cualquier destino, siempre es recomendable viajar con un buen seguro, en el caso de Sudáfrica resulta imprescindible. En esta ocasión hasta el propio Ministerio de Exterior te aconseja hacerlo: «La medicina privada en Sudáfrica es excelente, pero muy cara, por lo que es de todo punto imprescindible contratar un seguro de viaje lo más completo posible, que cubra, durante toda su estancia en el país, los gastos médicos y una eventual evacuación médica a España».

En mi caso, llevaba el seguro de viaje de Mondo que las veces que he tenido que usarlo me ha funcionado genial. Este seguro me gusta especialmente porque su app incluye un chat médico 24 horas que te soluciona muchas dudas y te puede evitar alguna visita al hospital. A mí, que viajo con niños pequeños, me da una gran tranquilidad saber que puedo consultar con un doctor en cualquier momento.

Para que te hagas una idea, desde solo 46 € ya tienes una póliza para dos semanas enteras con las que viajar a Sudáfrica con total tranquilidad. Echa un ojo aquí a las distintas coberturas y no olvides incluir el seguro de cancelación porque hablamos de una aventura relativamente cara como para perder dinero ante algún imprevisto de última hora que te deje en tierra.

Dónde dormir en Sudáfrica

La oferta hotelera de este destino es de lo más amplia y puedes encontrar opciones bastante baratas con una buena relación calidad-precio. Para que te hagas una idea, de media pagamos 81€ la noche para 5 personas, dos adultos, dos niños y un bebé durmiendo siempre en casas con cocina, no en habitaciones de hotel y casi siempre con jardín y barbacoa.

Dónde dormir en Sudáfrica: alojamiento en De Hoop
Villa Opstal en De Hoop Collection, en la reserva natural de De Hoop.

Y esa media es más alta porque los precios por dormir dentro de los parques nacionales y las reservas son más elevados, pero merece mucho la pena. Si sois solo dos, la factura baja considerablemente y es fácil encontrar dónde dormir por 50 € o menos.

En el caso del parque nacional de Kruger, te recomiendo reservar con la mayor antelación posible para encontrar alojamiento en los campamentos que desees. Algunos de los más famosos como Satara se llenan meses antes. Puedes consultar disponibilidad y reservar en la web oficial de Sans Park. No obstante, si te quedaras sin sitio, siempre puedes encontrar opciones privadas dentro, pero muy caras, o dormir fuera cerca de las puertas.

Cabaña familiar en el campamento Skukuza de Kruger.

En mi caso, durante las cuatro semanas de viaje por Sudáfrica con niños combiné cabañas y alojamientos con cocina, con el intercambio de casas. Con esta última opción, pude dormir gratis 12 noches. Si aún no has probado esta opción, aquí te cuento en detalle cómo funciona el intercambio de casas concretamente con la plataforma que yo uso que es HomeExchange.

Por si te sirve, aquí te dejo el listado de los alojamientos donde me quedé, todos con cocina:

Safari en Sudáfrica

Viajar a Sudáfrica para hacer un safari y ver a una leona defendiendo a su presa de dos hienas como en la foto
Leona defendiendo su presa de las hienas en Kruger, Sudáfrica.

Posiblemente, una de las motivaciones que te ha hecho pensar en este destino es la de ver animales en libertad. Todo el país está repleto de parques nacionales y reservas privadas donde la fauna salvaje es la protagonista. Uno de los puntos positivos de Sudáfrica es que, además, en varias de ellas puedes salir de safari con tu propio coche sin necesidad de ir con guía o en un grupo. Toda una aventura que no puedo dejar de recomendar.

Yo ya lo hice hace muchos años durante mi ruta por Namibia y Botswana, pero repetir la experiencia ahora con mis hijos ha sido muy especial.

Kruger National Park

Sin duda, la estrella de la corona es el Parque Nacional de Kruger, uno de los santuarios de vida salvaje más importantes del mundo. Aquí puedes ver desde tu propio coche a los Big Five, león, elefante, leopardo, rinoceronte y búfalo, y miles de animales más en su hábitat natural.

Al margen de conducir tú mismo, te recomiendo reservar un safari (game drive) al amanecer o al atardecer. Lo puedes reservar tanto en la web como directamente en los campamentos. Irás con un guía en un camión compartido con otros viajeros durante alrededor de tres horas.

Perros salvajes africanos vistos durante un game drive al atardecer en Kruger
Perros salvajes africanos vistos durante un game drive al atardecer en Kruger.

Un safari guiado en Kruger cuesta entre 280 y 360 rands, es decir más o menos entre 15 y 20€. Merece la pena porque es el único modo de circular fuera del campamento cuando las puertas están ya cerradas. Además, a veces te llevarán a zonas restringidas para el público general. Si vas a viajar a Sudáfrica con niños, has de saber que los menores de 6 años no están permitidos en estos safaris.

Si puedes, te recomiendo hacer mínimo tres noches durmiendo dentro del parque de Kruger. Como mencioné antes, reserva con la máxima antelación posible para encontrar plaza en los campamento que más te interesen.

Otros parques y reservas donde ver animales en Sudáfrica

Aunque Kruger es la reina de la corona, hay muchísimas más opciones para avistar fauna. Apunta parques como Addo para ver multitud de elefantes, Isimangaliso Wetland Park donde habita el leopardo, o Hluhluwe-Imfolozi y Pilanesberg para ver a los Big Five. Si te animas a cruzar a la vecina Esuatini, antigua Swazilandia, el parque nacional de Hlane es perfecto para ver rinocerontes.

Pero espera que hay vida más allá de los leones. Toma nota de lugares especiales como la Reserva Natural De Hoop donde ver desde elands, cebras y puercoespines a leones marinos y ballenas muy cerca de una playa de dunas gigantes.

viajar a Sudafrica para ver pingüinos en la playa

¿Sabes que puedes ver pingüinos en Sudáfrica? Toma nota de estos puntos: Boulders Beach en la península del Cabo y la reserva natural Stony Point en Betty’s Bay.

Wild Card, la tarjeta anual para entrar a los parques nacionales

Para entrar a los parques nacionales has de pagar una tasa de entrada que varía de unos a otros y que se multiplica por los días que vayas a permanecer dentro. Puedes ahorrar dinero comprando la Wild Card, una tarjeta turística que te da acceso ilimitado durante un año a todos los parques nacionales gestionados por Sans Park, así como al parque de Hlane en la vecina Esuatini.

La pregunta del millón es si la Wild Card compensa. Depende, todo es echar cuentas. Pero si vas a pasar varios días dentro de Kruger, el más caro de todos, y tienes contemplado visitar alguno otro más, seguramente sí te salga a cuenta. Aquí te dejo el enlace a la web oficial de Wild Card donde verás que la individual cuesta en dicimbre de 2022 al cambio en torno a 192€ la de pareja 299€ y la familiar 358€

A la hora de calcular, si vas con niños, ten en cuenta que estos pagan entrada a los parques a partir de los dos años.

Conexión a Internet

Para poder tener acceso a Internet durante tu viaje a Sudáfrica, lo más cómodo y barato es comprar una tarjeta SIM en el propio aeropuerto. Para que te hagas una idea de precios te cuento lo que cuesta con el operador Vodacom que era el que daba mejor tarifa. Lo más barato eran 20 GB durante 14 días por 185 rands, unos 10 € y lo más caro 100 GB durante 30 días por 999 rands, unos 54€.

En mi caso, opté por la tarjeta de 20GB para 30 días por 599 rands, unos 32 €. Los precios están muy bien si lo comparas con otras opciones como comprar ya la tarjeta desde España en webs como Hola Fly donde lo más barato eran 47€ por 6 GB para 15 días.

En ciertas zonas es posible que no tengas acceso a internet o que sea excesivamente lento. A mí me pasó, por ejemplo, dentro de Kruger y en otras reservas o parques alejados de la ‘civilización’.

Cortes de luz, un problema de Sudáfrica a tener en cuenta

Si vas a viajar a Sudáfrica, debes saber que actualmente el país atraviesa por una gran crisis energética. El sistema, protagonizado por centrales eléctricas de carbón, se ha quedado obsoleto ante el crecimiento poblacional e industrial, las averías en infraestructuras demasiado antiguas son el pan de cada día.

puente del jardín botánico Kirstenbosch de Ciudad del Cabo

Ante este grave problema, la única solución por el momento de Eskom, la compañía eléctrica estatal es hacer cortes de luz programados y rotativos para evitar el colapso.

¿Cómo te va a afectar? Esto dependerá de la zona y el momento donde estés, así como si de tu alojamiento tiene o no un generador. Por eso cuando hagas la maleta, no olvides cosas como un frontal de luz, una linterna o lámpara solar, baterías extras y un cargador externo.

Piensa que en lugares como Kruger u otros parques, será muy factible que te toque cenar a oscuras más de una vez. Y piensa que si no hay electricidad, no puedes cocinar a no ser que tires de latas y barbacoas (eso no es problema porque Sudáfrica es el país de las barbacoas), no puedes pagar con tarjeta, no puedes ducharte con agua caliente, ni cargar el móvil y algunas que otra molestias más.

Te recomiendo descargarte una de estas dos aplicaciones: Eskom SePush o Load Shedding Notifier para saber a qué hora habrá un corte de luz según la ubicación. Hay veces que al final el apagón programado no llega a suceder, pero otras veces este se alarga horas mucho más de lo esperado. Tener la información de cuándo dejará de haber electricidad te será muy útil.

Qué y dónde comer en Sudáfrica

Si para ti parte de la aventura es sentarte a la mesa a saborear la gastronomía local, querrás saber qué se come en Sudáfrica y dónde hacerlo. Algunos de los platos tradicionales de Sudáfrica son:

  • Bobotie: pastel de carne picada especiada con huevo gratinado por encima.
  • Boerewors: salchichas elaboradas en espiral para hacer en la barbacoa (la barbacoa es casi una religión aquí).
  • Vetkoek: un sabroso bocado de masa frita entre la empanadilla y el bocadillo relleno de carne.
  • Pap: Estas sencillas gachas de maíz blanco son el acompañamiento de casi cualquier plato. También se desayunan con miel.
  • Biltong: tiras de carne seca a medio camino entre la cecina y el fuet (salvando las distancias) con muchísimas variedades. Hay tiendas dedicadas solo a vender biltong.
platos de la gastronomía tradicional de Sudáfrica

Durante las casi 4 semanas de viaje por Sudáfrica, nos costó mucho encontrar restaurantes donde sirvieran comida local más allá de las salchichas y el biltong. Eso sí, en las zonas costeras, te recomiendo probar el pescado fresco que lo suelen preparar frito y está delicioso.

Al final dela viaje, gracias a la recomendación de mi anfitrión en Ciudad del Cabo, descubrí el restaurante Seven Colors donde por muy poco dinero puedes degustar platos caseros con todo el sabor de la auténtica cocina sudafricana. Está en la primera planta del mercado gastronómico V&A Food Market, en la zona de ocio V&A Waterfront. Ve temprano porque es un puesto pequeño y la chef Nolu Dube-Cel cocina una cantidad limitada de comida al día.

En Santa Lucía, por ejemplo, te recomiendo dos restaurantes. En el Reef & Dune, probé el bobotie que estaba delicioso y en la marisquería John Dory’s una sartén variada de pescado riquísima. Los dos tienen zona infantil si vas a ir con niños, el primero incluso una sala de juegos interior y una cama elástica ideal para los días de lluvia.

En Mossel Bai, apunta la cafetería Krotoa para desayunar en la que además de huevos benedictine también tiene el clásico pap con miel. Para cenar una auténtica barbacoa de pescado sudafricana y adema´s escuchar música en directo, mientras los niños juegan en la zona infantil en un barco de verdad, has de ir al curioso restaurante Anchor Viking.

Excursiones que hacer en Sudáfrica

Aunque escribiré un artículo detallado sobre propuestas que hacer en Sudáfrica y lugares que ver, aquí te dejo algunas excursiones para quienes prefieren tenerlo todo fácil e ir acompañados de un guía. Yo no las he probado porque lo hice todo por libre, pero tienen buena pinta:

Más artículos sobre Sudáfrica:
-Todo sobre Ciudad del Cabo 
-Guía para visitar Table Mountain
-Ruta Panorama, el tesoro geológico de Sudáfrica

-Las 10 mejores excursiones desde Ciudad del Cabo


-Cabo de Buena Esperanza
-¿Merece la pena la Wild Card?

  • Si echas en falta alguna información en concreto, no dudes en preguntarme en comentarios. Será una placer ayudar.
  • ¿Estás pensando viajar a Sudáfrica con niños? Puedo ayudarte organizando tu aventura a medida desde mi servicio de asesoría personalizada pensando en exclusiva para familias. Escríbeme a deilusionarecuerdo@gmail.com

* Este artículo incluye enlaces de afiliados. Si reservas algo a través de ellos, a ti te cuesta lo mismo, pero a mí me ayudas a seguir creando contenido de viajes de interés.

No hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies