Sin duda, Hlane es la joya de la corona de Esuatini. Si vas a viajar a la antigua Suazilandia o si vas a estar recorriendo Sudáfrica, te recomiendo al 100% que incluyas Hlane Royal National Park en tu ruta para vivir una experiencia inolvidable. Lo que en otros tiempos era un coto de caza privado para divertimento del rey, en 1967 se convirtió en parque nacional para proteger a la fauna que allí habitaba.

rinocerontes en hlane national park
Un momento inolvidable viendo rinocerontes muy cerca con mi bebé en Ndlovu Camp, Hlane.

Es cierto que puedes ver fauna salvaje en muchos otros puntos, pero en el parque más famoso de Esuatini, te garantizo que es bastante probable contemplar rinocerontes muy cerca, un momentazo que, sé bien por experiencia, no es tan sencillo vivir durante un safari.

  • Antes de visitar Hlane, te recomiendo que contrates un seguro de viajes para poder disfrutar con tranquilidad de este lugar. Yo siempre viajo con Mondo y, al haber tenido que usarlo en más de una ocasión, sé que funciona a la perfección. Aprovecha ahora que tienes un 15% de descuento por ser lector, pero eso sí sólo hasta el 2 de abril, después baja al 5%

Dónde está Hlane y cómo llegar

El parque nacional de Hlane está al nordeste de Esuatini, a unos 70 kilómetros de Manzini, la ciudad comercial más importante del país.

Lo más común es llegar conduciendo tu propio coche de alquiler. Son muchos los viajeros que deciden visitar Hlane como parte de su ruta por Sudáfrica. Se suele llegar desde Kruger y hacer parada de camino a Santa Lucía. Así es como lo hice yo, por ejemplo.

En ese caso, el camino más habitual es entrar por la frontera de Mananga  (de 7:00 a 18:00 horas) y salir por el puesto fronterizo de Lavumisa (de 7:00 a 22:00 horas). Tras pasar por Inmigración, tienes que parar en Aduana y ahí es obligatorio pagar una tasa de entrada de 100 rands por vehículo y hacerlo con tarjeta, no con efectivo. Guarda el recibo porque te lo pedirán al salir del país o en cualquier control de carretera (doy fe).

rinocerontes en la charca de Ndlovu Camp en Esuatini

Asegúrate de haber gestionado, y pagado, con la empresa de alquiler de coche el permiso para poder conducir fuera de Sudáfrica y cruzar la frontera. Sin esto, tampoco te permitirán entrar al país.

  • Si estás de viaje en Mozambique y quieres conocer Hlane, echa un ojo a la excursión a Hlane desde Maputo donde irás acompañado, tanto en los traslados, como en los safaris, por un guía de habla hispana.

 Te recomiendo descargarte con antelación el mapa de Esuatini en tu móvil para saber cómo llegar a Hlane sin problema. ¿Por qué? Porque si cogiste una tarjeta sim con datos en Sudáfrica, dejará de estar operativa al entrar en el nuevo país y, por tanto, dejarás de tener conexión a internet.

carreteras Esuatini
Carretera asfaltada en Esuatini rumbo al parque nacional de Hlane.

Desde la frontera de Mananga, has de conducir todo recto hasta enlazar con la MR3, dirección Manzini. Esta es una de las carreteras principales del país y actualmente se encuentra en buen estado, ya casi sin rastro de los agujeros que hace años complicaban la vida a los conductores. Al poco de pasar Simunye, a la derecha, sale el desvío para Hlane Royal National Park que no está muy visible, así que ve con atención para no pasártelo.

Aquí te dejo las coordenadas exactas que me dieron desde el propio parque con la ubicación exacta de la entrada a Hlane: S26 ̊ 15’ 44.5” E31 ̊ 52’ 58.0” No osbtante, buscando en Google Maps Ndvolu Camp tendrás la ruta correcta.

Cuánto cuesta entrar a Hlane

Actualmente, a marzo de 2023, la tasa de entrada al parque nacional de Hlane es de 75 rands por persona y día. Puedes pagar directamente al llegar a la puerta y hacerlo tanto con tarjeta, como en efectivo.

entrada a Hlane National Park en Esuatini

Aunque la moneda oficial de Esuatini es el Lilangeni, no te hará falta cambiar divisa porque en todo el país aceptan los rands sudafricanos, que además tienen el mismo valor que la moneda local.

Si tienes la tarjeta Wild Card, entrarás gratis a Hlane porque la tasa de entrada está incluida. Si no sabes qué es esta tarjeta turística, cómo funciona o necesitas más información sobre ella, te recomiendo leer este artículo con toda la info sobre la Wild Card Sudáfrica.

Horarios de Hlane National Park

En 2023, el horario de entrada oficial a Hlane es de 7 de la mañana a 6 de la tarde. Fuera de esas horas, no es posible transitar por libre con tu coche dentro del parque. Si te alojas dentro, asegúrate de estar de vuelta en el campamento antes del cierre de puertas a las 18:00 horas.

Qué ver y qué hacer en Hlane

Obviamente, el plato fuerte del parque más destacado de Esuatini es la observación de fauna salvaje. Aquí se viene, principalmente, a hacer safaris y es que el parque nacional de Hlane presume de tener cuatro de los cinco Big Five (elefante, león, leopardo, rinoceronte, y búfalo). El único de estos animales que no encontrarás en Hlane es el búfalo, si bien es cierto que avistar un leopardo es casi misión imposible.

Contemplar rinocerontes a un metro de distancia

niña frente a un rinoceronte en Hlane Esuatini

Ver rinocerontes en Hlane está prácticamente asegurado al 100%, lo que sería casi imposible es no encontrártelos. Y es que estos gigantes casi prehistóricos son las auténticas estrellas del parque, con el permiso de los leones.

Para que te hagas una idea, nada más llegar al campamento, tuve la suerte de contemplar hasta once rinocerontes blancos juntos descansando y bebiendo en la charca de Ndlovu Camp. ¡Inolvidable! Un recuerdo que hace que afirme rotundamente que sí merece la pena ir a Hlane aunque hayas estado en Kruger.

rinocerontes blancos en la charca de Ndlovu Camp. Hlane

En los últimos años, según me contaron, en Hlane están haciendo una importante tarea de preservación de estos animales para protegerlos de la caza furtiva que los sigue amenazando.

como diferenciar un rinoceronte blanco (en la foto) de uno negro

En Hlane, viven dos especies de rinos: blancos y negros. Estos últimos son los más complicados de avistar y también los más peligrosos en caso de tener un encuentro. No obstante, la mejor hora para intentar ver rinocerontes negros en Hlane es al atardecer y un buen lugar para encontrarlos es junto a Mahlindza Hide, un puesto de observación de aves que da a un pequeño lago donde, a veces, van a beber y al que puedes llegar con tu coche.

primer plano de rinoceronte blanco
  • ¿Sabes cómo diferenciar los rinocerontes blancos de los negros? Hay una característica muy significativa y sencilla de identificar a simple vista para saber ante cuál de estas dos especies estás. Los rinocerontes blancos tienen los labios lisos formando un morro plano, mientras que los rinocerontes negros tiene un labio superior en punta que da un aspecto triangular a su morro. Además, los blancos, menos agresivos que los negros, son ligeramente más grandes en cuanto a tamaño.

Ver leones

La población de leones en Esuatini es cada vez más menguante. Y, aunque en la carretera, se ve algún cartel advirtiendo de que alguno puede cruzarse en tu camino, más tarde me contaron que ya apenas hay ninguno de estos felinos fuera del parque.

señal que advierte de la presencia de leones y elefantes en Hlane

En Hlane, los leones viven apartados de otras especies, en una zona especial, vallada y de acceso restringido, donde para entrar tienes que reservar un safari guiado. La explicación oficial para esta separación es para preservarlos y evitar posibles conflictos con los rinocerontes. Sin embargo, en la puerta del parque, uno de los guardas al que pregunté me dijo que era simplemente porque los leones son excesivamente peligrosos, les temen mucho y no deben andar sueltos.

Hacer un safari por tu cuenta

Otro de los puntos a favor para incluir Hlane Royal National Park en tu ruta si viajas por libre es que puedes ir de safari con tu propio coche. La experiencia de conducir en busca de animales es de lo más especial y emocionante.

una nyala joven en esuatini

Las distancias en este parque son pequeñas y manejables, comparadas por ejemplo con las dimensiones gigantescas de Kruger, tampoco encontrarás grandes praderas despejadas, sino bastantes más árboles y vegetación cerrada que hace un poco más difícil ver animales.

niños de safari por libre en el parque nacional de Hlane en África

Todas las pistas de Hlane son de tierra y están en relativo buen estado. Por ese motivo, no es necesario alquilar un 4×4, aunque sí es preferible llevar un coche alto o un SUV tanto para poder avistar bichos más fácilmente, como para no romper los bajos o incluso quedarte encajado en algún bache. Eso sí, si vas a viajar en época de lluvias alquilar un 4×4 sí me parece imprescindible porque el barro podría convertir tu safari en un auténtico infierno.

Padre e hijo abriendo la puerta del campamento de Hlane

Durante tu safari por Hlane, tendrás que bajarte del coche para abrir tú mismo las puertas que vayas encontrando en la ruta. La única que no podrás abrir es la que da acceso a la zona de los leones. No te preocupes que se diferencia perfectamente y hay un cártel indicando el peligro.

Cría de rinoceronte blanco con su madre en Hlane Royal National Park

Igualmente, ve con mucha precaución porque no será raro que tengas algún encuentro con un rinoceronte que te haga vivir algún momento de tensión. En mi caso, una madre con su cría se cruzaron en el camino y pararon literalmente casi pegadas al capó del coche.

cría de rinoceronte blanco

Antes de salir, recuerda pedir un mapa de Hlane con los distintos caminos en la recepción del campamento para no perderte. Es bastante básico, no esperes gran cosa, pero sirve para orientarse con las pistas que no están apenas señaladas. Además, consulta si hay alguna pista en mal estado por la que no te recomienden pasar. Si además llevas un GPS offline mejor todavía.

Apuntarte a un safari guiado

Si quieres ir de safari en Hlane acompañado por un guía local y sin tener que preocuparte por conducir para poder hacer fotos y disfrutar, también puedes hacerlo. Recuerda que, como comenté antes, ir en uno de estos safaris es la única opción para poder acceder al área de los leones.

frente a un rinoceronte blanco al atardecer en el parque nacional de Hlane

Para apuntarte a un game drive, como se llaman allí los safaris guiados, puedes hacerlo en la recepción de Ndlovu Camp, o bien, en temporada alta, reservarlo con antelación por email escribiendo a [email protected]. Como mínimo tenéis que ser dos personas. Si viajas con niños a Esuatini, ten en cuenta que los menores de 6 años no pueden ir en los safaris.

cocodrilo en una charca

Los más habituales son el del amanecer, Sunrise Game Drive, que sale a las 5:30 de la mañana, y el del atardercer, Sunset Game Drive, durante el que, en teoría, hay más probabilidades de ver alguno de los esquivos rinocerontes negros. Ambos cuestan 435 rands, en torno a 22 euros aproximadamente, y duran 2:30 horas.

Pregunta por el resto de opciones de safaris en camioneta abierta porque dependiendo de la temporada y de los días de la semana están o no disponibles.

cria de rinoceronte con su madre durante un safari en Esuatini

La más demandada es el Rhino Game Drive, orientado en seguir el rastro de los rinocerontes blancos con la camioneta y, una vez, encontrados, bajar a pie para acercarse a ellos junto a un ranger, armado por supuesto. Esta opción dura menos que las anteriores, en torno a una hora y media, y también es más barata, 315 rands, unos 17 euros.

Aventurarte en un safari a pie

¿Imaginas acercarte andando a un rinoceronte? Pues esto puedes hacerlo durante un safari a pie, o game walk, en Hlane. Las rutas andando acompañados por un ranger local se hacen fuera de las zonas de máxima protección, como por los alrededores del lago Mahlindza Dam.

No tuve oportunidad de hacerlo, pero es que solo con pararte de pie un rato frente a la charca del Ndlovu Camp ya puedes estar al lado de rinocerontes, y dependiendo de la suerte, también de elefantes, cocodrilos, hipopótamos, impalas y mucho más animales que van allí a beber. Si de todos modos, te apetece vivir una experiencia así, has de saber que el precio son 270 rands, unos 17 euros.

¿Sabes que también existe la opción de hacer un safari por Hlane en bicicleta? Pregunta en Ndlovu Camp.

Conocer más sobre los suazis

Al margen de la fauna, otro de los incentivos que ofrece el parque es poder conocer más de cerca la cultura de los suazis, la etnia de los bantú que representa más del 85% de la población de Esuatini. Un modo de hacerlo, es reservar la actividad Umphakatsi Cultural Experience durante la que visitas un poblado suazi junto al Santuario de Vida Silvestre Mlilwane.

La excursión cuesta 160 rands por persona, aunque los menores de 13 años pagan la mitad. Es un tour cultural que me quedé con ganas de hacer, pero me dijeron que solo se hacía con un mínimo de 4 personas y reservando con antelación. Me quedé con las ganas de comprobar si era una ‘turistada’ o un experiencia real que sí merecía la pena.

Avistar pájaros

No sólo de rinos y leones vive Hlane. Si te gustan las aves y tienes paciencia, te recomiendo acercarte con tu propio coche a Mahlindza Hide donde puedes bajarte del vehículo y esconderte en una caseta con vistas a un pequeño lago donde sobrevuelan, se posan e incluso tienen nidos gran variedad de pájaros. Por ejemplo, entre noviembre y abril, hasta este lugar llegan muchas aves migratorias.

Un adulto y dos niños en un hide en Hlane Esuatini para avistar aves

No te olvides los prismáticos, por supuesto. Ah y con suerte quizás veas otros animales, yo vi nyalas, y con muchísima suerte, rinocerontes negros a los que les gusta pasar por allí al caer el sol. Quizás si no hubiera ido con dos niños muy pequeños y un bebé, no hubiera espantado a las aves. Tú si puedes, guarda silencio.

Dónde dormir en Hlane

Lo idea es alojarte dentro del propio parque nacional que cuenta con dos campamentos: Ndlovu Camp y Bhubesi Camp. El primero es el más cercano a la entrada principal del parque, mientras que el segundo está a unos 16 kilómetros más dentro, a una media hora en coche, en una zona muy tranquila con vistas al río Mbuluzi, pero ya fuera de la zona de animales en peligro de extinción.

Yo me alojé en Ndlovu Camp y, sin ningún lugar a dudas, te recomiendo que hagas lo mismo porque es un lugar totalmente especial y mágico. Es el campamento principal de Hlane, desde donde parten los safaris y actividades y el único lugar donde se pueden reservar.

junto a un rinoceronte en hlane

Pero lo realmente impresionante de Ndlovu Camp es que dentro del mismo campamento hay una charca donde van a beber los animales como rinocerontes, cocodrilos, antílopes, cebras, elefantes, hipopótamos… Y de ellos solo te separarán unos finos alambres electrificados que, sinceramente a primera vista, daban cierta sensación de inseguridad.

Waterhole de Ndlovu Camp en Hlane National Parl

Sin embargo, esa pizca de inseguridad enseguida da paso a la fascinación y ya no querrás moverte de ahí. Por eso no es de extrañar que hay bancos y asientos alrededor o que el restaurante también tenga vistas al waterhole. En nuestro caso, incluso nos llevamos las comida que nos sobró del mediodía y cenamos allí.

bebé viendo rinocerontes en libertad en Hlane Esuatini

La otra peculiaridad de este campamento es que no hay electricidad. Lo que a priori puede parecerte un handicap se convierte en un incentivo más para alojarte allí. De noche, todo se alumbra con una gran hoguera y con lámparas de parafina que dan un toque mágico al lugar.

cabaña en Ndlovu Camp, Hlane, alumbrada con faroles de aceite

Asegúrate de llevar las baterías bien cargadas, un power bank externo y algún frontal para iluminar mejor. De todos modos, en el restaurante tienen algo de electricidad gracias a paneles solares. A mí me hicieron el favor de cargarme la batería de la cámara, a ritmo slow, pero suficiente.

Ten en cuenta que no hay red wifi, aunque, en la recepción, sí puedes comprar un bono de megas para conectarte a Internet.

En Ndlovu Camp, para alojarte puede elegir entre:

  • Zona de acampada: sitios para tiendas o vehículos con zona de baños.
  • Wisteria Village: Rondavels (cabañas circulares tradicionales) dobles con y sin cocina en un lateral del waterhole
  • Cabañas familiares grandes con cocina y varias habitaciones.

Yo, que viajaba con mi pareja y tres niños pequeños, me alojé en Big Hut la cabaña más grande con salón, cocina, baño, dos habitaciones dobles abajo, una buhardilla con cuatro camas y porche. Si vas con bebés, te ponen cuna en la habitación.

¿Hay restaurantes dentro del parque?

Hay un restaurante en Ndlovu Camp que ofrece desayunos, comidas y cenas. Además, tiene vistas al waterhole tanto desde el porche abierto como desde la sala principal techada pero sin paredes. ¿Puede haber mejor modo de esperar tus platos que viendo rinocerontes pasar?

Por la noche ofrecen cena buffet que tiene muy buena fama y que necesitas reservar con antelación. Yo no puedo opinar porque nos sobró comida del mediodía (son un poco lentos con el servicio y cuando llegó la pizza ya nos habíamos llenado con los otros platos).

Ofrecen desde recetas tradicionales, de carne obviamente, a platos occidentales para todos los gustos. T

Cuándo visitar Hlane

Realmente puedes visitar Hlane Royal National Park en cualquier época del año. Si bien es cierto, que si puedes evitar la época de lluvias que va entre finales de octubre y abril mucho mejor para no encontrarte algunas pistas del parque convertidas en un barrizal imposible de franquear.

cártel de Hlane Royal National Park

La mejor época para ir de safari a Hlane sería de finales de mayo a octubre cuando el terreno empieza a secarse y la falta de agua hace que los animales sean más fáciles de contemplar.

Sigue leyendo sobre Sudáfrica:
Viajar a Sudáfrica:guía práctica
Hoteles en Sudáfrica
Qué ver en Ciudad del Cabo
Guía para visitar Table Mountain
Las mejores excursiones desde Ciudad del Cabo
Visitar el Cabo de Buena Esperanza
Qué ver en la Ruta Panorama
Wild Card ¿merece la pena?
Sudáfrica con niños
10 restaurantes en Sudáfrica para ir con niños
Guía para viajar a Esuatini
Hlane National Park
Hermanus, el paraíso de las ballenas

* Este artículo incluye enlaces de afiliados. Si reservas algo a través de ellos, a ti te cuesta lo mismo, pero a mí me ayudas a seguir creando contenido de viajes de interés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* Estilos para menú plegable móvil Divi */