Si estás organizando un viaje a Sudáfrica con niños, puede que una de tus inquietudes sea que a tus hijos no les guste la gastronomía local o que no encuentres opciones donde comer en Sudáfrica con niños platos ‘occidentales’.

Para tu tranquilidad te diré que durante mi aventura de 4 semanas con tres niños de 5, 3 y 1 año por este país me costó muchísimo encontrar en los restaurantes de Sudáfrica platos tradicionales. En todas las zonas turísticas, la oferta culinaria se basa en muchos de los platos que encontrarás en cualquier otro destino: pasta, pizza, arroz, comida rápida, sopas… Es decir, que si tu peque es de los que les cuesta probar cosas nuevas no te va a costar nada de trabajo encontrar donde comer en Sudáfrica.

Las raciones infantiles en los restaurantes de Sudáfrica son muy grandes.
Las raciones infantiles en los restaurantes de Sudáfrica son muy grandes y sí hay hamburguesas y perritos.

¿Qué se come en Sudáfrica?

Mi recomendación es que pruebes comidas locales como, entre otras el bobotie, un pastel de carne especiado con huevo gratinado por encima o el vetkoek, una especie de empanadilla de carne frita muy sabrosa. Estas dos recetas por ejemplo, a mis hijos les encantaron.

Ten en cuenta que en Sudáfrica hacer barbacoas es ‘deporte’ nacional, así que preparaos para comer carne y más carne. Todos los hoteles en Sudáfrica donde estuve, así como las casas de intercambio, tenían barbacoas en jardines y porches. Será difícil que te vayas sin prender un fuego para hacer unas boerewors (salchichas) en la barbacoa, o al menos sin probarlas en alguno de los restaurantes de Sudáfrica.

El biltong es una de las comidas de Sudáfrica que debes probar
Biltong.

Otra religión gastronómica en Sudáfrica es el biltong, unas tiras de carne seca especiadas, similar a la cecina, que se comen a modo de snack. Hay incluso tiendas donde solo se vende biltong y muchísimas variedades para elegir. Te recomiendo empezar por probar la más sencilla porque algunas pueden ser muy fuertes y picantes. Si das en la tecla adecuada será un éxito.

Por suerte, cuando llegues a las zonas de costa, aparecerá el pescado y el marisco para variar un poco la dieta ‘carnívora’ de Sudáfrica.

¿Es caro comer en Sudáfrica?

Pues sorprendentemente ir a comer fuera no era tan caro como pensaba, sino bastante asequible. Por ejemplo, muchos restaurantes de Sudáfrica tienen platos infantiles a precio muy reducido. Pero lo mejor no es solo el precio, sino que las raciones suelen ser muy grandes y, a veces, un solo plato daba para que comieran dos niños. Incluso los adultos pedimos una de esas raciones infantiles porque salían muy a cuenta. Un plato infantil de pescado y patatas fritas bien generoso y además muy rico costaba menos de 3 € por ejemplo.

que se come en sudáfrica
Platos tradicionales de la gastronomía de Sudáfrica.

En cuanto al resto de raciones el precio subía obviamente, pero seguía siendo asequible. En los restaurantes más turísticos, y, por tanto, los más caros, un bobotie de carne costaba unos 7€ y un plato de pescado y marisco subía a unos 12€. Pero, por ejemplo, en Ciudad del Cabo, en pleno Victoria & Alfred Waterfront, comimos tres platos típicos de Sudáfrica, los tres que ves en la foto de arriba, por poco más de 10 € en total.

¿Se deja propina en Sudáfrica?

Sí, es habitual dejar de propina mínimo un 10% del coste total. Cuando te traen la cuenta, al final hay un espacio para que tú añadas la cantidad que quieres dejar de propina. El camarero sumará esa cantidad al precio de la comida y te lo cobrará todo junto.

Aunque en Sudáfrica puedes pagar con tarjeta prácticamente en todos los restaurantes, te recomiendo llevar siempre algo de efectivo porque con los habituales cortes de luz las TPV dejan de funcionar.

Restaurantes de Sudáfrica para ir con niños (o sin ellos)

Te comparto alguno de los restaurantes donde comer en Sudáfrica que más nos gustaron para ir en familia, ya sea por tener zonas infantiles donde los niños se lo pasaron genial o porque la comida fue un acierto, o por los animales…

Dónde comer en Kruger

Los campamentos principales de Kruger tienen restaurantes para reponer fuerzas tras una intensa mañana de safari.

Terraza panorámica del restaurante del campamento Lower Sabie en Kruger
Terraza panorámica del restaurante del campamento Lower Sabie en Kruger.

En Lower Sabie, por ejemplo, tienes un restaurante con una gran terraza panorámica con unas vistas preciosas al río Sabie donde se come muy bien y desde donde puedes avistar animales como elefantes, u otros, que van a beber.

Pero el restaurante de Kruger para ir con niños que te recomiendo es Kruger Station, en el campamento de Skukuza. Apúntatelo, no solo por el parque infantil inmenso donde mis hijos disfrutaron un montón, sino porque tiene una locomotora de tren auténtica convertida en cafetería. Para hacerlo todavía más kids friendly, les traen a los peques pinturas y hojas para colorear.

Dónde comer en Santa Lucía

En la turística Santa Lucía probamos dos sitios diferentes por recomendación de nuestra anfitriona de la casa de HomeExchange donde nos alojamos y ambos fueron todo un acierto.

 John Dory’s En la terraza exterior de esta marisquería tienen una pequeña zona exterior con una casita con tobogán, y una pizarra. Pero lo mejor fue que tienen una animadora que les pintó las caras a los niños, estuvo jugando con ellos en ese pequeño parque e, incluso, se hizo cargo un momento del bebé (siempre a nuestra vista) para que pudiéramos comer y charlar un rato tranquilos.

Ah y en cuanto a comida se refiere, la sartén de pescado, gambas, calamares, mejillones y arroz que pedimos por unos 10€ estaba deliciosa.

Dirección de John Dory’s: 166, McKenzie St.

Reef & Dune. Prácticamente, enfrente del anterior, este restaurante cuenta con una zona infantil enorme que incluye un parque de madera con pasarelas en el exterior y un área interior perfecta para días de lluvia con una cama elástica, mesas para pintar, legos, juguetes… ¡Un paraíso para los niños!

Zona infantil exterior del restaurante Reef & Dune en Santa Lucía, Sudáfrica
Zona infantil exterior del restaurante Reef & Dune en Santa Lucía.

Ah y aquí podrás probar el bobotie que estaba delicioso, aunque también son famosos por sus pizzas al horno de leña. Dirección: 51, Mckenzie St.

Dónde comer en Tsitsikamma

-Tsitrus Cafe Un gran lugar para disfrutar de una comida al aire libre mientras los niños juegan en una zona infantil de madera con arena increíble y muy bien cuidada (siento no tener foto). Además, los crepes rellenos (enormes) y las pizzas estaban riquísimos. Comimos los cinco por solo 21€ pidiendo con cervezas y sidra Savannah (te la recomiendo) incluida.

Si llueve el interior con techos de madera y piezas de artesanía a la venta también es de lo más acogedor y bonito. Dirección: 43, Formosa St. Stormsrivier

Dónde comer en Mossel Bai

Anchor Viking fue todo un descubrimiento y el único sitio al que nos animamos a salir a cenar de noche porque estaba en la calle de al lado del alojamiento Flower Box Cottages donde nos quedamos. Tienen un arenero enorme con cubos, una pizarra y, en medio, un auténtico barco de verdad reconvertido en tobogán y casita de juegos. Además, hay una pequeña estantería con cuentos infantiles. Dirección: 23, Bland St

En cuanto a la comida, te hacen barbacoas del pescado fresco, por unos 5 o 6 €, en una fogata delante de ti y tienen actuaciones en directo. Ah, y el suelo es arena de playa ¡Merece mucho la pena ir!

– Krotoa El único capricho de desayunar fuera en Sudáfrica nos los dimos en esta cafetería preciosa que además tiene una mesita con sillas para que los peques coloreen o lean cuentos mientras tú disfrutas de unos huevos benedictine o del clásico pap, unas gachas de maíz blanco, con miel.

Dónde comer con niños en Plettenberg Bay

Roadside Café. Este coqueto restaurante es perfecto para disfrutar de una comida, muy rica, o un café con tarta, al aire libre con niños. Ellos pueden correr alrededor sin peligro, jugar descalzos en el parque y los columpios de madera, saludar los caballos del picadero de al lado y visitar a los animales de granja que tienen (esto último, aunque a ellos les encantó, a mí no me gustó nada).

Además, el personal es muy amable, la comida está buenísima y puedes tomarte un helado, comprar artesanía o hacer manualidades en los locales del recinto. Dirección: 4, Piesang Valley Rd.

Dónde comer en Hermanus

Milk on the beach Este restaurante en la orilla de la playa de Onrus, y junto al río del mismo nombre, fue otra recomendación de un anfitrión de HomeExchange y nos gustó tanto que fuimos dos veces. Solo en entorno ya merecía la pena.

El restaurante Milk on the Beach (al fondo) es un lugar genial donde comer en Hermanus con niños.

La primera vez fuimos a comer (pokes riquísimos para los mayores y pescado frito para los peques, las dos cosas muy recomendables) y la segunda a merendar sus famosos gofres en un puesto que tienen en la zona inferior de acceso directo a la playa.

gofres en el restaurante Milk on the Beach en Hermanus

Fue una gozada dejar a los niños jugar en la arena y, con mucha suerte, nosotros no la tuvimos, hasta puedes ver alguna ballena desde la orilla. Dirección: 1 Atlantic Dr, Onrus River.

-Bosman Hermanus. Cambio radical, de primera línea de playa a una bodega con viñedos rodeada de montañas. A priori, una bodega no parece el sitio más adecuado para ir a comer con niños. Sin embargo, gracias a la pareja de Bona Vida Travel, con la que coincidimos durante la excursión para ver ballenas en Hermanus, nos animamos a ir de cata de vinos y ¡fue un éxito!

Donde comer en Hermanus, Sudáfrica: Bodega Bosman
Parque infantil en una bodega en Hermanus.

El lugar es de lo más bucólico, tanto por el entorno como por el interior de madera y cristal con un porche techado, ideal para el rato de lluvia que tuvimos. Además, tenía un parque de madera con columpios bajo un gran árbol que hizo las delicias de los peques a pesar de estar mojado.

Cata de vino y tapas en una bodega en Hermanus, Sudáfrica.
Cata de vino y tapas en una bodega en Hermanus.

La cata de cinco copas de vino costaba unos 5€ y la comida estaba realmente buena y muy bien de precio.

Dónde comer en Simon’s Town

Seaforth. Caímos en este restaurante ‘a la desesperada’ en plena crisis infantil de hambre tras toda una mañana visitando el Cabo de Buena Esperanza antes de ir a ver la colonia de pingüinos de Boulders Beach. No pudimos haber caído en mejor sitio.

Una niña jugando en la playa con pingüinos en Simon's Town Sudáfrica

Aunque es un restaurante bastante turístico donde comer pescado y marisco, lo mejor fue cuando desde la mesa exterior en la que estábamos sentados vimos llegar a la playa de Seaforth a varios pingüinos nadando. En ese momento, la comida pasó a enfriarse en la mesa y fuimos a disfrutar de una de las mejores experiencias del viaje con los niños. Aquí no hacía falta zona infantil… Dirección: Beach Seaforth Rd. Simon’s Town.

Dónde comer con niños en Ciudad del Cabo

Seven Colors Aunque la oferta de restaurantes en Ciudad del Cabo es inmensa, yo te recomiendo sin ninguna duda un pequeño puesto de comida que hay en la primera planta del mercado gastronómico V&A Food Market,, en Victoria & Alfred Waterfront.

Mostrador del restaurante Seven Colors, 
 en Ciudad del Cabo, un gran lugar para probar comida sudafricana tradicional
Mostrador del restaurante Seven Colors, un gran lugar para probar comida sudafricana tradicional.

Se llama Seven Colors y está regentado por la chef Nolu Dube-Cel que cocina auténticos platos tradicionales de la gastronomía sudafricana a muy buen precio y además sabrosos y deliciosos. ¡Totalmente recomendable si quieres probar comida local!

Puedes pedirlos y bajarlos a las mesas que hay abajo en el exterior junto a un parquecito infantil muy pequeño y, con suerte, con música en directo. En Victoria & Alfred Waterfront, hay un montón de opciones de ocio así que no dejéis de dar un paseo e ir hasta la zona de juegos donde hay pintacaras y unas fuentes para remojarse.

Sigue leyendo sobre Sudáfrica:
Viajar a Sudáfrica:guía práctica
Hoteles en Sudáfrica
Qué ver en Ciudad del Cabo
Guía para visitar Table Mountain
Las mejores excursiones desde Ciudad del Cabo
Visitar el Cabo de Buena Esperanza
Qué ver en la Ruta Panorama
Wild Card ¿merece la pena?
Sudáfrica con niños
10 restaurantes en Sudáfrica para ir con niños
Guía para viajar a Esuatini
Hlane National Park
Hermanus, el paraíso de las ballenas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* Estilos para menú plegable móvil Divi */