fbpx

Viajar a Portugal en coche: ruta de 15 días

Si buscas conocer un destino cercano, económico y con gran variedad de atractivos, no hace falta irte muy lejos. Aquí te propongo viajar a Portugal en coche para descubrir el país vecino, generador inagotable de experiencias viajeras. Tanto ofrece que puedes elegir entre intentar saborearlo de golpe en un completo road trip por Portugal o degustarlo a pequeños sorbos montando distintas escapadas.

Te propongo viajar a Portugal en coche durante 15 días recorriendo el norte y centro del país, eso sí, sin pasar por Lisboa. La capital lusa, con sitios tan especiales como La Baixa, Alfama o Belém, es por supuesto un lugar imprescindible que ver en Portugal. Sin embargo, esta vez queda fuera del recorrido por haber estado ya antes en dos ocasiones.

Itinerario para viajar a Portugal en coche durante 15 días

Esta propuesta de qué ver en el norte y centro de Portugal en dos semanas está pensada para cocerse a fuego lento, para conducir a revoluciones bajas y registrar en tu memoria cada escena a cámara lenta. Si lo tuyo no es el slow travel, seguramente podrás sacar más jugo a cada jornada e incluir otros muchos lugares recomendables como Aveiro, Braganza, Batalha o Elvas, pero ese sería otro road trip por Portugal distinto y más acelerado

Toma nota de esta ruta por el norte y el centro de Portugal realizada a principios de diciembre, totalmente improvisada, con la máxima de huir de las lluvias como acicate y con tres niños muy pequeños en la parte de atrás del coche.

Día 1: Penha García

Plaza de Penha Garcia, en Portugla

Poco después de cruzar la frontera extremeña, te espera este desconocido pueblo del centro de Portugal con una historia que se remonta a hace más de 480 millones de años. Por aquel entonces, un océano cubría estas tierras que ahora presumen de su rico patrimonio geológico y paleontológico. En Penha García, perteneciente al geoparque Naturtejo, puedes observar fósiles de trilobites, así como las huellas que estos artrópodos ya extintos dejaron al reptar por el fondo marino allá por el Paleozoico.

Pero además de la Ruta de los Fósiles, Penha García presume también de un castillo templario, antiguos molinos junto al río Ponsul y un entramado de callejuelas empedradas por el que es una delicia pasear. Eso y mucho más hace que este pueblo luso se merezca al menos una noche.

Día 2: Monsanto – Oporto

Una calle del pueblo de Monsanto en Portugal

A tiro de piedra de Penha García, llegas a Monsanto y descubres porque la expresión anterior le viene como anillo al dedo a esta aldea lusa que no puede estar en las listas de los pueblos portugueses con más encanto. Como si algún gigante caprichoso hubiera estado aquí jugando a tirar piedras, Monsanto está edificada en torno a enormes rocas de granito desperdigadas sobre lo alto de una colina. El resultado es un conjunto arquitectónico único e irresistiblemente fotogénico que bien se merece una parada larga si vas a viajar a Portugal en coche.

Tras ascender un poco hacia el antiguo castillo, disfruta de las vistas desde lugar que ya fue codiciado por romanos, visigodos, musulmantes y templarios. Después, toca cambiar por completo de paisaje poniendo rumbo a Oporto.

Días 3 y 4: Oporto

Torre de los Clérigos en Oporto, Portugal
Torre de los Clérigos, Oporto.

La segunda dama más famosa de Portugal tras Lisboa merece todo el tiempo que le puedas dedicar para perderte sin rumbo por ruas perfumadas de nostalgia; admirar ensimismado desde el puente Don Luis como los últimos rayos de sol coquetean con la Ribiera al atardecer; coleccionar con tu cámara las fachadas de azulejos más fotogénicas; saltar de mirador en mirador; reponer fuerzas con una contundente franceshina tras subir y bajar cuestas; navegar por el río Duero en el corto y recomendable crucero de los seis puentes de Oporto

La lista de cosas que ver en Oporto suma y sigue. Yo me quedé con ganas de explorar todo lo que ofrece Vila Nova de Gaia, desde contemplar la Ribeira entre los mástiles de los rabelos (embarcaciones de vela tradicionales usadas para transportar el vino) a visitar una bodega, pasando por montar en el teleférico o pasear en la playa frente a la capilla do Senhor da Pedra.

Viajar a Portugal en coche no debería estar reñido con aparcarlo durante unos días para explorar a fondo Oporto. Eso sí, prepárate para pagar aparcamiento.

Día 5: Oporto – Amarante

Foz do Douro

Sigue el curso del río hasta ver cómo sus aguas desembocan en las del océano y así, como por parte de magia, el Duero muda de nombre para llamarse Atlántico. El lugar donde esto ocurre se llama Foz do Douro y bien merece un alto en el camino antes de seguir con este road trip de dos semanas por Portugal. Al igual que las aguas dulces se funden aquí con las saladas, las modestas escenas marineras del puerto se entremezclan con la opulencia de las casas palaciegas y los faros conviven en paz con los castillos.

Puedes reponer fuerzas comiendo pescado prácticamente con los pies en la arena en la playa Homem do Leme y luego coger al coche. En unos para en 45 minutos aparecer en Amarante, cruzar el río Tamega por su coqueto puente medieval. Esta coqueta villa es ideal como base de operaciones para visitar algunas de los lugares imprescindibles del norte de Portugal, sobre todo si tienes la suerte de encontrar libre el alojamiento que te pongo abajo con un patio de lo más agradable, barbacoa, juguetes para niños y muy buen precio.

Día 6: Braga

Si vas a viajar a Portugal en coche has de parar en Braga

Sumérgete sin prisa, pero con muchas ganas, en una de las ciudades más grandes, más antiguas y más bonitas de Portugal. En Braga, patrimonio y religiosidad se dan la mano para pasear por calles, casi las mismas por las que anduvieron celtas y romanos, llenas de historia, de granito, de encanto y, sobre todo, de iglesias. Entre todas destacan dos, la catedral que parece querer pasar desapercibida resguardada en el casco antiguo, y el Santuario Bom Jesus, que llama la atención desde lo alto de la colina donde se alza lejos del centro.

Ahí es donde te recomiendo terminar el día. Sube andando por su fotogénica escalinata blanca que serpentea en zig zag hasta llevarte a disfrutar de uno de los atardeceres más especiales que puedes disfrutar en el país luso.

Dia 7: Lamego

Toca de nuevo esforzarse para subir otra escalinata más, otra que también te lleva a un santuario. Las comparaciones entre Bom Jesus y el santuario de Nossa Senhora dos Remédios son inevitables. Y aunque el de Braga parece llevarse, el de Lamego, mucho menos conocido, sinceramente no tiene nada que envidiar.

El pequeño Lamego se vuelve muy grande en cuanto rascas un poquito y descubres su catedral, su castillo, su antigua cisterna y los restos de su muralla. Todo ello en un diminuto casco antiguo rodeado de viñedos, bodegas y del Vale de Varosa con muchos más alicientes por descubrir.

Día 8: Guimarães

No hay road trip por el norte de Portugal que no recale en Guimarães, cuyo casco antiguo amurallado está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En cuanto pongas un pie allí entenderás el motivo. Sus callejuelas empedradas te llevan de una plaza a otra, a cual más coqueta, atestadas de terrazas eso sí, pero todas con un evocador aire medieval que se diluye al mirar a los balcones con barandillas de hierro.

Guimarães presume también de un conjunto que no puedes dejar de visitar, el que forma el castillo y el palacio Ducal rodeado por los restos de la muralla.

Día 9: Coimbra – Óbidos

El río Mondego a su paso por Coimbra, Portugal

Viajar a Portugal en coche significa también madrugar alguna vez para aprovechar al máximo la jornada. Toca poner rumbo al centro del país y dejar Amarante, la base de operaciones desde la que se visitó Braga, Lamego y Guimares, para, en menos de dos horas, llegar a Coimbra. Prepárate para volver a subir y bajar cuestas, pero también para admirar la universidad más antigua del país y una de las más antiguas de Europa, visitar dos catedrales, dos monasterios y, por supuesto, iglesias.

reproducion en miniatura de la universidad de Coimbra en el parque Portugal dos Pequenitos

Si vas con niños, sería delito irte sin visitar Portugal dos Pequenitos, un parque muy interesante que reproduce en miniatura las construcciones típicas del país, además de hacer un repaso a la presencia lusa en el mundo. Los peques lo pasarán genial entrando y saliendo de cada casita. Despídete de Coimbra para llegar a dormir a Óbidos, a una hora y media en coche.

Día 10: Óbidos

Óbidos, en Portugal

He aquí una delicia hecha pueblo. Óbidos tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de tus lugares favoritos de Portugal; su poquito de laberinto de callejuelas empedradas, sus fachadas encaladas de blanco con toques de azul y amarillo, adornadas con macetas y buganvillas, su ración de muralla abrazando con mimo el casco antiguo, su castillo en un extremo para vigilarlo todo y hasta un acueducto y una laguna que puedes visitar en bicicleta.

Todo con aroma a chocolate, a licor de guindas y un seductor perfume literario. Y si además vas en Navidad, este pueblo conseguirá que recuperas aquella ilusión de la infancia en Óbidos Vila Natal, una especie de aldea navideña perfecta para los niños.

Día 12: Óbidos – Peniche – Setúbal

costa de Peniche, Portugal

Para no olvidar que esta ruta va de viajar a Portugal en coche, toca jornada en movimiento. Un corto trayecto de solo media hora desde el interior hasta la costa para llegar a Peniche, un fotogénico rincón gracias a sus atractivos acantilados modelados a golpes de olas y vientos. Peniche tiene alma surfera y un interesante pasado combativo con historias de piratas y fugas de película que podrás conocer si visitas su fortaleza, convertida ahora en el museo nacional de la Resistencia y la libertad.

Si vas en verano, el archipiélago de las Berlengas, reserva natural de la Biosfera, se convierte en un paraíso donde ponerse a remojo en aguas cristalinas, hacer snorkel, buceo, admirar una fortaleza casi flotante o simplemente disfrutar de la excursión en barco hasta las islas.

La jornada de road trip por Portugal acaba llegando a Setúbal para dormir.

Días 13 y 14: Setúbal y Sesimbra

costa Setúbal frente estuario del sado, en Portugal

Coge el coche para recorrer la carretera costera que une Setúbal a Sesimbra con el verde de la sierra de Arrábida a un lado y el azul de la reserva natural del estuario del Sado al otro. Una zona muy especial con muchos atractivos por el camino, desde los islotes de arena del estuario en el que con suerte puedes ver flamencos y delfines, al agua turquesa de playas como la famosa Figueirinha, pasando por un antiguo fuerte abandonado donde quedan tres baterías de artillería.

Un buen lugar donde parar a comer buen pescado fresco es en Portinho da Arrábida. En Sesimbra sube hasta el castillo para disfrutar de las impresionantes vistas 360 grados y termina el día en la ciudad con un atardecer en la playa Califórnia junto a la fortaleza de Santiago.

Viajar a Portugal en coche: santuario del cabo Espichel
Santuario de Nossa Senhora do Cabo Espichel

Al día siguiente, la ruta también empieza en Setúbal, pero con destino a Cabo Espichel donde encaramados a los acantilados encontrarás un faro de lo más fotogénico, un santuario que acogía cientos de peregrinos y hasta huellas de dinosaurios. Alucina con el paisaje virgen de la playa da Foz escondida bajo una soberbia pared de roca y haz lo mismo en la pintoresca laguna de Albufeira separada del mar por unas pequeñas dunas de arena.

Día 14: Setúbal -Vila Viçosa

Fortaleza San Felipe en Setúbal, Portugal

Antes de continuar con el viaje en coche por el centro de Portugal, no te vayas de Setúbal sin visitar la fortaleza de San Felipe dar una vuelta por su casco antiguo, descubrir el restaurado convento de Jesus, probar una torta de azeitao, contagiarte del bullicio del centenario mercado do Livramento y pasear por su puerto decorado con delfines de lo más coloristas.

Para finalizar la experiencia de viajar a Portugal en coche sigue el viaje hasta hacer la última noche en Vila Viçosa.

Día 15: Vila Viçosa- Madrid

fachada de mármol del palacio ducal de Vila Viçosa, en Portugal

Déjate sorprender por este pequeño pueblo cercano a la frontera española del que quizás no hayas escuchado hablar. Vila Viçosa, ya en la región del Alentejo, es el mejor ejemplo de que perderse por Portugal siempre trae recompensa. Este fue el hogar de la dinastía Braganza durante mucho tiempo, por eso presume de tener un castillo amurallado y un impresionante palacio ducal cuya fachada de mármol promete dejarte con la boca abierta. Además, sus tranquilas callejuelas empedradas salpicadas de naranjos invitan a disfrutar sin prisa de un relajado paseo con aroma a azahar.

¿Puedo viajar a Portugal en coche ahora?

A día de hoy y hasta el 20 de marzo de 2022, Portugal se encuentra en estado de calamidad debido al incremento de casos de coronavirus tras la aparición de la variante Ómicron. Además, se han decretado algunas medidas excepcionales de contención como el cierre del ocio nocturno o la obligatoriedad de presentar un test negativo para alojarte en un hotel. Sí, a día de hoy es posible viajar a Portugal en coche desde España, pero cumpliendo siempre las medidas sanitarias y las directrices de seguridad actualizadas que puedes consultar en esta página del Ministerio de Asuntos Exteriores o en la página oficial del gobierno portugués.

Más artículos sobre Portugal:
Viajar a coche en Portugal: ruta de 15 días
Portugal dos Pequenitos, plan con niños en Coímbra
5 pueblos con encanto en Portugal
Lamego, 12 motivos para visitarlo
Óbidos Vila Natal, destino navideño
Alfama es nombre de mujer
Vila Viçosa, la princesa del Alentejo
Oporto te entiende
  • Este artículo incluye enlaces de afiliados. Si reservas algo a través de ellos, tú pagarás el mismo precio y yo me llevaré una pequeña comisión que me ayuda a mantener el blog.

No hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies