fbpx

París con niños: 25 planes y más sin tener que pisar Disney

0 0

París con niños merece la pena y mucho. Aunque gran parte de las familias que viajan a la capital francesa lo hacen con el objetivo de disfrutar de Disney, hay muchísimos más planes que hacer en París con tus hijos.

Tanto si vas a visitar a Mickey y de paso a saludar a la señora Torre Eiffel, como si tu destino único es la ciudad del amor, presta atención que aquí van un montón de ideas para disfrutar de París con niños. Y ojo que son solo unas cuantas porque esta capital tiene una oferta increíble para la infancia.

Índice de contenidos:

Planes en París con niños para todos los gustos

Madre e hija frente a la Torre Eiffel

Los planes que vas a descubrir ahora son los que yo hice con mis hijos de cinco, tres y un año durante casi dos semanas de estancia en una casa de intercambio, en el distrito 10, cerca de Montmartre, en pleno mes de agosto. Yo había estado antes en tres ocasiones en París, pero para los peques era la primera vez.

Fue un viaje a un ritmo muy tranquilo y con una parada ‘técnica’ de varios días por enfermedad (recuerda llevar un buen seguro de viaje porque en Francia la sanidad es de copago y no siempre la tarjeta sanitaria europea cubre todos los gastos médicos).

que hacer en paris con niños

Por ese motivo, y porque París con niños da para muchos viajes diferentes, hubo muchos planes que se quedaron sin hacer. No obstante, incluyo aquí también algunos de ellos para que los conozcas y puedas confeccionar a tu medida tu itinerario con niños por París.

Como verás, aquí van ideas sobre dónde ir con niños en París más allá de la visita clásica por la ciudad conociendo los monumentos y lugares de interés tradicionales.

Los tesoros de la Ciudad de las Ciencias y de la Industria

La ciudad de las ciencias y la industria de París

Al norte de París, en el gigantesco parque de La Villete, está la Ciudad de las Ciencias y de la Industria. Puede que a priori el nombre no te parezca muy infantil, pero este gran museo alberga uno de los mejores planes si vas a París con niños: la Cité des Enfants. Pero ojo que hay más, mucho más…

Echa un vistazo a todo lo que hay que ver y hacer en este espacio para después poder organizar bien tu visita y no dejarte nada. Lo ideal es reservar cada actividad con antelación porque hay algunas que van por tramos horarios.

1- La Cité des Enfants, un imprescindible con niños en París

Este espacio infantil es una auténtica joya para que los más pequeños de la casa se acerquen a la ciencia de un modo divertido pero lúdico. La Cité des Enfants está dividida en dos zonas según la edad, de 2 a 7 años y de 5 a 12 años. En ambos casos, se trata de sesiones de una hora y media durante las que los niños disfrutarán de las distintas salas temáticas con propuestas para aprender jugando.

Cité des Enfants, uno de los mejores planes que hacer en Paris con niños

El tiempo se pasa volando y todas las salas son geniales, así que ve controlando el reloj para que tu hijo no se quede anclado en la primera y se pierda el resto. Según la edad y el espacio, podrán experimentar con su propio cuerpo, con el agua o con las emociones, poner a prueba distintas destrezas y meterse en la piel de los mayores ‘trabajando’ en la construcción o en un plató de televisión.

Te recomiendo comprar la entrada con antelación y reservar el tramo horario que mejor te vaya. Ojo que los adultos también tiene que pagar entrada porque los niños no pueden entrar solos. Y ten en cuenta que se trata de una entrada aparte distinta a la entrada general de la Ciudad de las Ciencias.

  • Precio: 12 € a partir de 2 años. Si quieres acceder también al Planetario, al submarino y a las expos permanentes y temporales de la Ciudad de las Ciencias,son 16€
  • Horarios: Cuatro sesiones por día: 9:30, 11:30, 13:30 y15:30.
  • Ubicación: Planta baja de la Ciudad de las Ciencias en 30, Avenue Corentin-Cariou.
  • Cómo llegar: Metro Porte de la Villette o Corentin Cariou.
  • Web para reservar: La Cité des Enfants

2-La Cité des Bébés, porque los bebés también cuentan

Que hacer en París con bebes: visitar la Cité des Bébes

Dentro del recinto de la Ciudad de las Ciencias existe un lugar gratuito dedicado en exclusiva a los bebés de entre 0 y 2 años con una filosofía muy especial que promueve su desarrollo cognitivo y corporal. Al entrar, debes descalzarte y dejar tus cosas en una taquilla. Ojo que ‘tus cosas’ incluye también aparcar el teléfono porque este es un espacio libre de móviles para que te centres solo y exclusivamente en jugar y conectar con tu bebé.

La Cité des Bébés es una joya que por ahora no he encontrado en ningún otro lugar del mundo. Un espacio sin juguetes de plástico, donde priman materiales como la madera y las telas. Aquí se facilita y se promueve el libre movimiento de los niños que encontrarán un montón de estímulos todos interesantes y además bonitos: rampas que escalar, colchonetas para tirarse o descansar, puertas por las que gatear, cerrojos con los que practicar, objetos que hacer sonar y hasta un tipi indio y un techado africano en los que jugar.

Además, la tarde que yo estuve, por ejemplo, había una actividad que aunaba música e idiomas que tuvo a los bebés absortos durante un rato. Puedes consultar aquí la programación porque hacen un montón de cosas chulas pensadas para potenciar la psicomotricidad como la atención cognitiva.

  • Precio: Gratis
  • Horarios: Mañanas de 10 a 12 horas con reserva previa (se abre una semana antes). Tardes de 14:30 a 17:30 sin reserva (te aconsejo llegar al menos diez minutos antes de las 14:30 para tener sitio)
  • Ubicación: en la planta baja de la Ciudad de las Ciencias.
  • Web para reservar: La Cité des Bébés

3- Exposiciones temporales para niños: Fragile

No dejes de visitar las exposiciones temporales infantiles que organizan. Durante mi visita en agosto de 2022, pude ver con mis hijos la expo Fragile (hasta el 8 de enero de 2023), pensada para peques de 2 a 6 años, que les encantó a ellos y a mí.

Toda una historia con el globo Windy como protagonista y piedras, huevos o papeles como invitados. A través de un cuento y de distintas actividades y propuestas se busca sensibilizar a los niños en la necesidad de cuidar aquellas cosas frágiles, ya sean otras personas o el propio planeta Tierra.

4- Viajar por el cielo y el espacio en el Planetario

Otra de las actividades de la Ciudad de las Ciencias que suele entusiasmar a los niños más mayores es el Planetario donde, según la temporada y el horario, hay distintas proyecciones que os trasladarán al cielo o al espacio exterior.

Los niños menores de dos años no pueden acceder. No obstante, dependiendo de cómo sea tu hijo quizás no sea muy buena idea porque a algunos niños muy pequeños, como a los míos de 3 y 5 años, puede darles incluso algo de miedo.

5- Entrar a un verdadero submarino

Submarino argonauta en la Ciudad de las Ciencias de París

En la parte exterior trasera de la Ciudad de las Ciencias y de la Industria, se encuentra ‘atracado’ el Argonaute, un auténtico submarino que empezó a sumergirse en la década de los 50 y en cuyo diminuto interior llegaron a compartir vida y espacio hasta 40 hombres.

A los niños les encantó meterse dentro de un submarino de verdad. En teoría, no está permitido entrar con menores de dos años, pero yo fui con mi bebé de 16 meses y no pusieron problema. Dejé el carro en la entrada y accedí con la mochila de porteo.

Paris con niños: visitar la Ciudad de las Ciencias

Al salir del submarino, hay una exposición muy interesante sobre el océano donde aprender más del mar y de los submarinos. A mis hijos les gustaron las dos visitas. Además, puedes ir escuchando en tu propio móvil la audioguía con la curiosa historia del Argonaute y su traslado.

Mucho por disfrutar en el Jardin des Plantes

Cruza al margen izquierdo del Sena para adentrarte en el Jardin des Plantes, un gigantesco jardín botánico donde te esperan varios planes que hacer con niños en París. La entrada al Jardin des Plantes es gratuita, pero algunas de las instalaciones que tiene dentro sí son de pago como vas a ver.

La primera recomendación de esta lista es éxito seguro. ¡Atent@!

6-La Gran Galería de la Evolución, planazo que hacer en París con niños

La gran Galería de la Evolución, uno de los mejores lugares para ir en Paris con niños

En la entrada sur, frente a la Gran Mezquita de París, se encuentra la Gran Galería de la Evolución, perteneciente al Museo de Historia Natural. Dentro de un precioso edificio del S. XIX, coronado con un increíble techo de cristal y metal que va cambiando de color, os espera una gigantesca caravana de animales de la sabana africana a tamaño real.

El montaje de estos animales, muchos de ellos disecados, dejará a los niños, y los no tan niños, con la boca abierta. También hay reproducciones de animales del desierto, del trópico y de los océanos.

Pero no es el único atractivo de este lugar, donde también aprenderán sobre biodiversidad, sobre la evolución de las especies y sobre cómo ha influido la acción del hombre.

Paris con niños: visitar la gran galería de la evolución

Por otro lado, los niños de 6 a 12 años pueden entrar a la Galerie des Enfants, una exposición permanente e interactiva donde hay mucho que tocar y aprender. Si quieres acceder aquí, tienes que comprar una entrada específica.

A partir de 8 años, solo los fines de semana y los miércoles pueden ver Revivre, una experiencia de realidad aumentada en la que durante quince minutos los niños se verán rodeados de animales de especies ya extinguidas. Se aconseja comprar la entrada con antelación.

También hay una cabina de realidad virtual para que los mayores de 12 años viajen en el tiempo más de tres millones años atrás para ver cómo era la vida entonces y se vean rodeados de especies ya extinguidas.

  • Precios: Niños y menores de 25 años gratis. Mayores de 25 años: 10 € (solo acceso a la Galería de la Evolución) 13€ junto con la Galerie des Enfants, la cabina de Realidad Virtual o Revivre (una de las tres).
  • Horarios: Martes cerrado. De miércoles a lunes de 10 a 18 horas.
  • Dirección: 36, rue Geoffroy Saint-Hilaire
  • Cómo llegar: metro Censier-Daubenton, Place Monge o Gare d’Austerlitz (RER)
  • Venta de entradas: Gran Galería de la evolución

7-Ver animales reales en el zoo de Ménagerie

También dentro de las instalaciones de Le Jardin des Plantes, se encuentra Ménagerie, uno de los zoos más antiguos del mundo que data de 1794. En sus instalaciones, con estética art decó, ‘vive’ incluso un ejemplar del esquivo y escaso leopardo de las nieves. En mi caso, no soy partidaria de los zoos, no lo visité y no los recomiendo, pero si tú quieres ir ahí tienes otro plan para hacer en París con niños.

  • Precio: Gratis para menores de 3 años. 10€ hasta los 25 años. 13€ adultos a partir de 25 años.
  • Horario: de 10 a 18 horas
  • Dirección: Entrada más cercana por rue Curvier, números 57 y 47
  • Cómo llegar: metro Jussieu o Place Monge
  • Venta de entradas: Ménagerie, le zoo de Jardin des Plantes

8-Explorar los invernaderos

Les Grandes Serres, los invernaderos del Jardin des Plantes de París
Les Grandes Serres, los invernaderos del Jardin des Plantes.

Dentro del Jardin des Plantes, hay cuatro invernaderos conocidos como Les Grandes Serres instalados en unos bonitos edificios del S. XIX donde conviven plantas de todo el mundo.

En mi caso, no entré porque en pleno agosto hacía mucho calor y los propios vigilantes me recomendaron no acceder con el bebé debido a la humedad y las altas temperaturas que había dentro. En otoño e invierno, será un planazo estar calentito con los niños viendo desde plantas tropicales a cactus del desierto.

  • Precio: Gratis para menores de 3 años. 5€ hasta los 25 años. 7€ adultos a partir de 25 años.
  • Horario: Martes cerrado. De miércoles a lunes de 10 a 18 horas.
  • Venta de entradas: Les Grandes Serres

9-Sacarle todo el jugo al jardín de verano y sus actividades

En verano, Le Jardin des Plantes se pone las pilas. Te propongo un plan gratis para hacer con niños en París: un picnic. Llévate algo para comer al aire libre en el jardín estival que acondicionan con sombras, sillas y grandes cojines en los que tumbarse a descansar a la sombra. Justo al lado, hay un puesto de helados que te aseguro están deliciosos.

Además, ofrecen una programación de lo más completa con un montón de actividades para niños, desde cuentacuentos a visitas guiadas, pasando por convertirse en detectives o vivir experiencias sensoriales y creativas. Eso sí, ten en cuenta que estas actividades no son en español.

10-Entre dinosaurios y piedras preciosas

Galería de Paleontología pertenece al Museo de Historia Natural de París.

Ojo que aún hay más por descubrir en el Le Jardin des Plantes. Si a tus hijos les gustan los dinosaurios, un buen plan en París con niños será entrar a la Galería de Paleontología (2, rue Buffon)donde pasar el rato entre más de 600 esqueletos no solo de dinosaurios, sino de muchas otras especies.

En el caso de que tus peques prefieran las ‘piedras’, también podéis visitar la Galería de Minerales y Geología, justo enfrente de la Gran Galería de la Evolución (36, rue Geoffroy Saint-Hilaire)

Ambos lugares pertenecen al Museo de Historia Natural y en ambos casos cierran los martes y el resto de días abren de 10 a 18 horas.

11-Convertirse en superhéroes en Musée en Herbe

Planes en Paris con niños: museo de arte infantil en Herbe

Aquí va un plan que hacer en París con niños que encontrarás en pocas guías, pero que a las familias parisinas les encanta y parecen querer guardarlo en secreto: el museo en Herbe. Es un pequeño museo de arte infantil que no dejará indiferente ni a los niños, ni a los mayores. De hecho, ellos se proclaman como el único museo para un público desde los 3 a los 103 años.

En la actualidad, y hasta el 6 de noviembre del 2022, tiene una exposición interactiva muy divertida del artista Speedy Graphito que se llama ‘Mundos imaginarios’. Al llegar, los niños se convierten en superhéroes con una misión que cumplir. Para ello, les ponen una capa y les dan un pequeño libro de retos, según la edad, y un bolígrafo de tinta solo visible con la luz que lleva detrás. Al salir, reciben un detalle si ha completado los retos.

planes en Paris con niños: museo en Herbe

Al margen de la exposición, también organizan talleres de arte tanto para los más peques desde dos años y medio a cinco, como para niños de cinco a doce años. Estos hay que reservarlos y se pagan aparte de la entrada.

  • Dirección: 23, rue de l’Arbre Sec
  • Metro cercano: Pont Neuf o Louvre-Rivoli
  • Horario: Todos los días de 10 a 18h
  • Precio: 7€ desde los 3 años.
  • Web: Le Musée en Herbe

12-Navegar por el Sena en un crucero

Paseo en barco por el Sena, un plan para hacer en familia en París

Sin duda, una de las actividades imprescindibles que hacer en París con niños es el paseo en barco por el Sena. Contemplar la ciudad desde el agua merece mucho la pena y a ellos les encantará pasar bajo los puentes, tratar de tocarlos con las manos y saludar a los pasajeros de otros barcos.

La navegación dura poco más de una hora que se pasa muy rápido porque continuamente hay algo bonito que contemplar. Además, al ser el Sena un río estrecho hay edificios como los museos del Louvre y D’Orsay o la catedral de Notre Dame que se ven muy cerca.

Para los precios tan elevados de la capital francesa, el crucero por el Sena es una de las actividades más económicas y que más merece la pena hacer en París con niños. Los menores de 4 años no pagan, los niños de 4 a 12 pagan 7,50 € y a partir de 13 años pagan 16€ porque se les considera adultos. Eso sí, el crucero es una actividad incluida en la tarjeta Paris Pass.

Crucero por el sena con niños en París

Si tus hijos son fanáticos de los dibujos de Lady Bug, les encantará el crucero temático de Lady Bug. Eso sí, ten en cuenta que el pequeño espectáculo y el juego que los dos protagonistas hacen a bordo solo es en francés y en inglés. Si no comprenden esos idiomas, puede ser frustrante para ellos y que la actividad termine en fracaso.

  • Dirección: Puerto de la Bourdonnais, a los pies de la Torre Eiffel.
  • Metro más cercano: Trocadero o Bir-Hakeim
  • Líneas de bus: 42 o 92
  • Reserva: Paseo en barco por el sena

13-Subirse al bus turístico

planes en paris con niños: bus turístico

Si tienes poco tiempo, una muy buena opción con niños es coger el bus turístico de París. A los peques les hará mucha gracia montar en un autobús de dos plantas sin techo y ponerse los cascos de la audioguía que, en español, irá contando un montón de curiosidades y datos históricos.

Además, para ti será un alivio, especialmente si vas con bebés, dejar de cargar al menos durante un día con el carrito escaleras arriba y abajo por el complicado metro de la capital francesa. La comodidad de dejarte llevar por la ruta turística más clásica de París es algo a valorar.

No tendrás que pensar cómo llegar, ni hacer transbordos, solo disfrutar con tus hijos de las vistas panorámicas de la segunda planta del bus y subir y bajar cuantas veces queráis justo enfrente de los principales lugares de interés.

Si quieres todos los detalles de precios, paradas, horarios, echa un ojo a este artículo sobre el bus turístico de París. Para mí fue muy cómodo olvidarse por un día del metro y terminar de ver algunos imprescindibles de la ciudad con mis tres hijos.

Autobús panorámico París

Un consejo: merece la pena esperad en la parada la siguiente bus para coger asientos en la planta de arriba y, a ser posible, en las dos primeras filas donde tendrás espacio para dejar las mochilas e incluso el carro doblado si no quieres dejarlo abajo. Además, esas dos filas suelen tener un pequeño techo que protegerá a los peques del sol en pleno verano y de la lluvia. Y si te preocupa la seguridad, en esos asientos hay cristal tanto delante como en los laterales, lo que evita cualquier riesgo de que algún peque osado se asome de más.

14- Contemplar París con niños a vista de pájaro desde la Torre Eiffel

Subir a la Torre Eiffel con niños

No habría visita completa a la capital francesa sin subir a su gigante de hierro. Pero cuidado que para que este planazo vaya bien primero has de reservar las entradas para la Torre Eiffel con antelación, especialmente para subir a la cima, y armarte de paciencia porque mínimo te va a tocar hacer la cola para pasar el control de entrada y la de los ascensores tanto para subir como para bajar. Ya sabemos que los niños y las esperas largas no se llevan muy bien.

Si vas con bebé, puedes subir el carrito en el ascensor pero, a la hora de subir en el ascensor, te pedirán que lo cierres por cuestión de aforo. De todos modos te recomiendo, en la medida de lo posible, evitarlo o usar una mochila de porteo porque ya en la segunda planta suele haber mucha gente y resulta complicado moverse con el carrito. Imagina en la tercera planta que el espacio es más reducido.

Visitar la Torre Eiffel en familia en París

Los menores de 4 años entran gratis y a partir de ahí existen tres tramos de tarifas en función de la edad, de 4 a 11 años, de 12 a 24 años y a partir de 25 años. El precio varía si subes a la primera, a la segunda o a la tercera planta, al igual que si lo haces andando o en ascensor.

Hay muchas maneras diferentes de visitar la Torre Eiffel, así que tienes que elegir la que mejor se adecue a vuestra familia y vuestros planes. Recuerda planificarlo con la mayor antelación posible porque algunas entradas en ciertas épocas se agotan muy rápido. No obstante, si eso te ocurre, re recomiendo comprar las entradas a la Torre Eiffel con Civitatis porque tienen cupo extra y, aunque te cuesten un poco más, te salvarán de irte de París sin vivir su mejor experiencia y te ahorrarán la enorme cola de la taquilla.

15-Jugar en la Conciergerie y la Saint-Chapelle en la Île de la Cité

No te pierdas la histórica cárcel de París, ni la iglesia con las vidrieras más impresionantes de la ciudad solo por el hecho de viajar con niños. Puede que, a priori, no te parezcan visitas amenas para ellos, pero con un poco de juego y un poco de tecnología, te aseguro que serán un éxito.

Visitar la Congiergerie de Paris con niños

La Conciergerie fue un precioso palacio en el S. XIV que, durante el reinado del Terror, entre 1793 y 1794, se reconvirtió en una prisión que albergó presos tan célebres como María Antonieta o Robespierre. A lo largo de la visita por libre, los niños viajarán en el tiempo gracias al HistoPad, una tablet interactiva incluida con la entrada que, además, también incluye una especie de búsqueda del tesoro. ¡Te costará sacarlos de allí!

Justo al lado, os esperan las impresionantes vidrieras de la Sainte-Chapelle, una joya del gótico que, a través de las coloridas escenas de sus ventanas de hasta 15 metros de alto, relata escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Vidrieras de Sainte Chapelle de París

Propón a los peques encontrar animales o figuras concretas en las vidrieras para tenerlos entretenidos y poder admirar la increíble belleza de este lugar. Si además en un día soleado, los rayos de sol se convertirán en divertidos puntos de luces de colores en el suelo de la capilla, otro incentivo más para animar a los niños a jugar, respetando siempre el lugar.

16- Explorar el divertido barrio de Montmartre

Tiovivo bajo la basílica del Sacre Couer en París

El barrio de Montmartre destila encanto, personalidad y ese toque entre bohemio y canalla que le da el ambiente artístico del que presume. A pesar de sus infernales cuestas, no puedes dejar de dedicar un día de tu viaje a París con niños para perderte por sus calles, admirar la silueta de la basílica del Sacre Coeur, montar a los peques en el tiovivo, admirar la destreza de los pintores de la Place du Tertre, buscar en las paredes pequeñas sorpresas de arte callejero, daros muchos besos frente al muro de los ‘Te quiero’, saludar al ‘hombre’ que atraviesa una pared, asomarte al café de Amélie e incluso, con niños mayores de 6 años, ver uno de los famosos espectáculos del mítico Moulin Rouge.

Yo estuve por libre con mis hijos en dos días distintos, pero me quedé con ganas de hacer el free tour por Montmartre para haber aprendido más sobre su historia y seguir los pasos de Picasso y Van Gogh.

17Jardines y parques para parar o no

París está repleta de espacios verdes, a cual más bonito, para que los peques gasten energía. La lista de lugares donde marcarse un pícnic en familia, deslizarse por un tobogán, dar de comer a los patos y montar en un tiovivo es de lo más completa. Aquí van algunos ejemplos:

Paris con niños: jardín de las Tullerías
  • El Jardín de las Tullerías: El tramo que va del Louvre al obelisco de la Place de la Concorde es un clásico que no puede faltar en tu visita a París con niños. Tiene una zona infantil de juegos muy chula, un par de fuentes donde hacer navegar pequeños barcos de vela, una noria gigantesca y, en verano, una feria con sus sillas voladoras, sus coches de choque y sus puestos de comida.
  • Los jardines de Luxemburgo: Casi al final del Barrio Latino hay otra zona verde enorme que destila elegancia y con una oferta infantil que incluye hasta marionetas.
  • El jardín de Les Halles o de Nelson Mandela: En pleno centro, a dos pasos del Sena, los niños se lo pasarán pirata en las dos increíbles zonas de juego diferenciadas por edades. Los niños de 7 a 12 años tienen el moderno Terrain d’Aventure, una zona cerrada a los padres donde tendrán una hora para jugar y escalar por una llamativa estructura ‘vigilados’ por cuidadores. Los más pequeños también tienen su propia área de juegos. No te vayas sin pasarte por la tienda Lego que hay al lado.
Parque infantil en Les Halles, París.
La zona infantil de juegos para los niños más pequeños en Les Halles.
  • Parque des Buttes Chaumont: No muy lejos de Montmarte, este pulmón verde construido sobre una antigua cantera presume de cascada, lago, grutas y hasta un puente colgante.
  • Parque de Belleville: Cerca del anterior, encaramado a una colina, ofrece tres cosas muy chulas que hacer como admirar las impresionantes vistas panorámicas de París a tus pies, subir y bajar sin parar por toboganes, muros de escalada y estructuras varias y, por último, dejarte sorprender por los viñedos que aún dan uvas.
  • Los dos bosques de París: Bois de Boulogne, al este, y Bois de Vincennes, al este. Estas dos gigantescas extensiones de campo son perfectas para desconectar de la urbe.

18- Disfrutar de las playas de París en verano

Durante los meses estivales, las orillas del margen derecho del Sena y Le Bassin de la Villete se llenan de sombrillas, tumbonas, actividades deportivas, infantiles y culturales gracias a la iniciativa Paris Plages que suele ser los meses de julio y agosto. Consulta las fechas y la programación en la página oficial cada año porque este 2022, por ejemplo, se prolongó hasta el 4 de septiembre.

Paris Plages con niños en verano
Paris Plages en Le bassin de la villete en verano

Sin duda, fue uno de los mejores planes con niños en París que disfruté durante mi viaje en agosto. En Le Bassin de la Villete tienes piscinas para bañarte en el canal, rocódromo infantil, barcas de remo con las manos a partir de 4 años, camas elásticas, talleres infantiles, biblioteca, zona de baile y un montón de opciones y actividades más para que los peques se lo pasen de lujo. ¡Y todo gratis!

Además, si te animas durante todo el año en Le Bassin de la Villete puedes convertirte en marinero de agua dulce por unas horas navegando en un barco eléctrico que no necesita permiso desde 40€ una hora. A los peques les encantará subir a bordo y ver cómo llevas el ‘timón’. Además puedes hacer un picnic a bordo.

Muchas más cosas que hacer en París en familia

Viajar a París en familia

Además de los planes que acabas de leer, durante mi viaje a París con niños, también:

  • Visitamos el Museo D’Orsay.
  • Hicimos un picnic detrás del Grand Palais.
  • Cruzamos el puente de Alejandro III.
  • Jugamos bajo la Torre Eiffel en la explanada del Campo de Marte.
  • Admiramos la cúpula de Los Inválidos.
  • Paseamos por las orillas de Sena.
pasear por las orillas del Sena
  • Estuvimos en el Arco del Triunfo.
  • Subimos al mirador gratuito de las Galerías Lafayette.
  • Un capricho dulce en la famosa heladería Berthillon en L’île Saint Louis.
  • Disfrutamos del parque de La Villete y su tobogán con forma de dragón.
  • Y muuuucho más…

Los planes que hacer en París con niños que me dejé en el tintero

19- Descubrir el plan secreto del Louvre para niños

Incluso un gigante como el museo del Louvre que, a priori, puede resultar inabarcable o complicado para ir con niños pequeños es un planazo que hacer en París con niños. Y es que, ¿sabías que tiene un área infantil?

visitando el exterior del museo Louvre con niños

En la planta baja del ala Richelieu, más o menos bajo la gran pirámide, se encuentra El Estudio, un espacio pensando para los más pequeños con un montón de actividades de arte totalmente gratuitas. Simplemente, ten en cuenta que se realizan en francés, pero como bien sabes los niños se hacen entender. Ah, en El Estudio además hay una zona para bebés donde puedes darles de comer e incluso hay un sillón para darle el pecho cómodamente.

Además, si tus hijos son un poco más mayores podéis alquilar por 5€ una Nintendo DS que funciona como audioguía en 3D y que, esta vez, sí, está en español. Por cierto, recuerda que la entrada al Louvre es gratis para todos los niños y para los jóvenes de la Unión Europea hasta los 26. Los adultos pagan 17€ si la compran online y recuerda que aunque entres gratis porque tengas el Museum Pass o el Paris Pass, debes reservar el día con antelación

20-Pompidou, explosión de color y arte

Solo visitar el original edificio del Centro Pompidou por fuera con sus colores ya merece la pena. Pero dentro os espera una gran experiencia para toda la familia especialmente en la zona de La Galerie des Enfants, un espacio interactivo gratis para niños donde organizan talleres y exposiciones con muy buena pinta, incluso para peques desde dos años.

Los adolescentes entre 13 y 16 años también tienen una zona pensada para ellos, el Studio 13/16 donde experimentar el arte que más les interesa, desde la plástica, la música a incluso los videojuegos o el cine.

Antes de ir, echa un vistazo con atención a la programación oficial para niños y familias del Pompidou y planifica la visita en función de lo que más os interese y de los horarios. Ojo que hay hasta ¡sesiones de yoga intergeneracionales!

21-Hacer un tour guiado en familia

Antes de ser madre, hubiera hecho sin duda el free tour por la ciudad el primer día para tomar contacto y aprender. Pero por ahora con los tres peques aún no me he atrevido a hacer ninguno porque al ser muy pequeños siempre creo que va a ser un caos. Por eso, esta vez me quedó con ganas de probar este tour por París para familias que incluye juegos infantiles y preguntar para que los niños no se aburran.

22- Le Jardin d’Acclimatation, un parque de atracciones con carácter

Sin salir del centro de París, puedes pasar una jornada muy divertida con los peques en un histórico parque de atracciones ubicado en el Bois de Boulogne: Le Jardin d’Acclimatation.

Excursiones desde París con niños

Aunque la zona centro ya tiene una oferta infantil increíble, a las afueras de París también hay muchos lugares donde disfrutar con los peques. Aquí te dejo un listado rápido:

23-Sumergirse en el universo Disney

Venga sí, tenía que llegar y es que es obvio que el mundo de Mickey es todo un imán para los niños y para toda la familia. Preparar la visita requiere todo un máster, pero si tienes poco tiempo y no quieres quedarte sin la experiencia, un buen modo para vivir la magia es reservar la excursión a Disneyland París.

En algún momento, sé que iré con mis hijos, pero esta vez no era el momento porque solo unos meses antes habíamos estado tanto en el parque Magic Kingdom de Disney, como en Universal Studios, en Orlando, durante nuestro viaje a Florida.

24-Palacio de Versalles

El palacio más famoso de la capital francesa también puede ser un buen plan con niños si planificas bien la visita y vas con las expectativas bajas. Te recomiendo reservar la entrada con antelación, especialmente en temporada alta. Yo lo hice así, pero tuve que anular la visita en el último momento por enfermedad (no olvides contratar el seguro de viajes con un 5% de descuento)

Puedes visitarlo de varios modos:

Visitarlo a tu aire por libre: Puedes comprar la entrada a Versalles e ir por tu cuenta bien en tren con línea C de la RER, bien en coche de alquiler o cogiendo un traslado privado

Con un guía en español reservando la visita guiada a Versalles que dura dos horas e incluye la entrada. Eso sí, el transporte es cosa tuya.

Si lo quieres todo fácil, la mejor idea puede ser contratar la excursión a Versalles con transporte, entrada y guía incluidos.

25-Parque Astérix

¿Puede haber personaje más francés que Astérix y su compañero Obelix? Yo me quedé con muchas ganas de escaparme con los niños al parque Astérix en Plailly, a unos 35 kilómetros al norte de París.

La entrada a este parque de atracciones temático, dividido en áreas que te llevarán por ejemplo del antiguo Egipto a la Galia, pasando por Roma, también está incluida en la tarjeta Paris Pass.

  • ¿Sabías que el parque temático Playmobil Fun Park de París ha cerrado sus puertas para siempre?

Recursos infantiles para visitar París con niños

Los niños se implicarán más en el viaje si tienen una guía infantil o un cuento sobre París.

Parte del éxito de un viaje a París con niños es involucrar a los peques en la organización para que sientan que también toman decisiones. Anímales a planificar contigo la ruta y deja que elijan algunos planes y lugares que ver según sus intereses. Obviamente, esto adaptado a cada edad.

Cuando son más pequeños, puedes creer que esto es muy complicado, pero hay recursos de gran ayuda como leer cuentos sobre París, ver dibujos animados donde aparezca la ciudad, como los de Lady Bug, regalarles algún libro de pegatinas con los monumentos y comprar una guía de París para niños.

Recomiendo muchísimo Todo sobre París, una especie de guía infantil muy amena que a mis hijos de 3 y 5 años les encantó. Además de la información general sobre la ciudad e incluso un poquito de historia, tiene muchas curiosidades y una pequeña parte de preguntas al final de cada sección.

Libros de París para niños

Los niños pueden ubicar los principales monumentos y preparar un poco la visita de cada día con este libro que tiene muchos dibujos y más de 90 páginas. Les gustaba mucho ir buscando después por la calle todo lo que habían visto en la guía. Fue todo un éxito, me pareció muy completo y por eso lo recomiendo.

Para los más pequeños, desde poco más de 2 años, está genial París. Busca y encuentra. Yo tengo la versión de Barcelona y a mis hijos les encanta. En este caso, no hay texto, tan solo las frases de presentación de personalidades destacadas de París, como Edith Piaf, o personajes habituales de la ciudad a los que el niño tendrá que ir buscando en cada de una de las seis páginas. Eso sí, por su gran tamaño no es para llevárselo al viaje, sino para usarlo en casa con antelación y que vayan aprendiendo cosas sobre la ciudad.

A partir de 8 años, una buena opción parece ser la guía París. Rutas divertidas editado por Lonely Planet Junior. En este caso en concreto, no puedo dar mi opinión personal porque no lo compré, pero sí tengo buenas referencias de otros viajeros y porque Lonely Planet siempre es un acierto.

¿Hace falta seguro de viajes para París?

Existe la falsa creencia de que para viajar por Europa no es necesario contratar una póliza de seguro de viaje porque la tarjeta sanitaria europea cubre la atención médica. Sí, pero no siempre. Has de tener en cuenta que la tarjeta sanitaria europea cubre solo aquello que cubre el sistema de salud del país al que viajas.

En este caso, Francia tiene un sistema de salud de copago, así que dependiendo de la atención médica que precises es posible que tú tengas que hacerte cargo de un parte del gasto. De esto doy fe porque durante un viaje a Loira, mi hijo, que entonces tenía unos tres años, estuvo una noche ingresado en urgencias y al tiempo nos llegó una factura.

Pero, al margen de esto, recuerda que un seguro de viaje te cubrirá otros imprevistos como la pérdida de equipaje o los gastos de cancelación, entre otras muchas cosas.

Desde su app puedes gestionar cualquier incidencia y siempre habrá alguien al otro lado del teléfono para ayudarte. ¿Imaginas que tienes que ir de urgencia a un hospital? Una situación así, con nervios y miedo en un país que no conoces e intentando hacerte entender en un idioma que puede que no manejes, puede ser un infierno. Sin embargo, cuando hay alguien al otro lado buscándote el hospital más cercano y gestionando trámites, la situación cambia. Eso no te lo cubre la tarjeta sanitaria europea.

seguro de viaje europa

Además, en el caso del seguro de Mondo, que utilizo desde hace tiempo, te incluye un chat médico 24 horas a través del cual puedes contactar con un profesional médico en cualquier momento. La tranquilidad que da este servicio, especialmente cuando viajas con niños, no tiene precio.

Sinceramente, por el precio que cuesta, merece la pena contratar un seguro y disfrutar de París sin preocupaciones. Desde solo 17 €, ya tienes la póliza Viaje Tranquilidad para una semana de estancia en Francia. ¿A que pensabas que sería más caro?

Más artículos sobre París:
-Bus turístico París, ¿merece la pena?

Este artículo incluye enlaces de afiliados. Si reservas algo a través de ellos, a ti te costará el mismo precio, pero me ayudarás a mantener este blog con la pequeña comisión que se genera. ¡Gracias!

No hay comentarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies